• Hablamos con la ciencia

La doctora de la construcción

Carmen Andrade ha dedicado toda su vida a investigar sobre los materiales con los que construimos nuestro mundo. Es experta en la resistencia y durabilidad del hormigón y la corrosión del acero.

Andrade es una de esas mentes incansables al servicio de la ciencia. “La mente no te deja parar, siempre te haces preguntas. De hecho, me siguen llamando para resolver problemas. Tengo que poner al servicio de la sociedad mi conocimiento, lo tengo por mi esfuerzo personal, pero también es el fruto de la inversión de los fondos públicos en la ciencia”, explica.

Carmen Andrade está jubilada, pero sólo de “fondo”, no de forma. Es profesora visitante en la Universidad Politécnica de Cataluña en el Centro Internacional de Métodos Numéricos en Ingeniería (CIMNE), socia promotora de la Asociación Española para el Avance de la Ciencia (AEAC) y también Consejera Científica de CIME, centro de Investigación de la escuela de Caminos de la Politécnica de Madrid.

Según explica Andrade, el hecho de ser mujer ha sido beneficioso. “Muchas veces el techo de cristal nos lo ponemos nosotras. En mi caso ha sido una ventaja ser mujer en el ámbito de la ciencia porque somos pocas, la gente te escucha más en un mundo de hombres, siempre he sido el centro de atención”, explica.

Podríamos decir que Carmen estudia “la enfermedad” de un edificio y receta métodos preventivos para preservar su salud y de sus materiales estructurales. A través de la resistividad eléctrica mide la durabilidad del hormigón. “Le mides la temperatura, como un médico. Medir la resistividad con un ‘resistivímetro’ es un método no destructivo”. Además, Carmen Andrade no sólo ha creado sensores que embebidos en el hormigón miden la corrosión del acero en este material, sino que también tiene el conocimiento para mejorar el material.

“El hormigón se sabe que dura miles de años. Tenemos hormigón romano. Pero el acero es lo que se corroe. El hormigón en masa puede durar 2.000 años, pero el hormigón armado con armadura de acero dura menos de 100 años. Se empezó a utilizar a principios del siglo XX. Yo trabajo para que los nuevos hormigones duren más de 100 años. Con otros compañeros desarrollamos un corrosímetro para medir en obra la corrosión de la armadura. Sus principios se aplican en el Cabril (Cordoba), en el almacén de residuos radioactivos, y en otras construcciones privadas. La patente que se hizo en el CSIC con la empresa Geocisa se licenció a la empresa norteamericana James Instruments y se ha vendido en todo el mundo”, explica.

Este corrosímetro de medida in situ actualmente es considerado todavía el de referencia en todo el mundo. El CSIC lo seleccionó entre los 20 inventos más importantes de su historia y formó parte del lanzamiento del Programa Ingenio 2010 del Gobierno de España para estimular la I+D+i.

Una de sus máximas preocupaciones ha sido que sus descubrimientos tuvieran una aplicación práctica. De hecho, ha sido laureada a lo largo de toda su vida, en parte, gracias a esto. Doctora Honoris Causa por la Universidad de Trondheim y la Universidad de Alicante,  Premio "Manuel Rocha en Ingeniería Civil" de la Presidencia de Portugal, Premio W.R. Whitney, etc, etc, “Cuando recibí el primer premio internacional (de la RILEM en 1986) me dijeron que esto me obligaba a no equivocarme el resto de mi vida” afirma.

En su opinión, el ámbito de la construcción no está lo suficientemente bien valorado. “La industria de la construcción tiene un valor añadido enorme. Innova constantemente. Pero hoy en día sólo se valora lo barato, la estética y el precio, no la innovación que conlleva.  Tenemos que saber transmitir el valor que aportan sus innovaciones a nuestras vidas. Además, tenemos que hacer construcciones más durables por el tema de la sostenibilidad, esto es más importante que la apariencia”, explica.  

  • Canal de Panamá
  • Hormigón
  • Canal de Panamá

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso clicando .

Declaración de cookies

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas. Estas cookies no guardan ninguna información personal identificable.

Nombre Proveedor Propósito Caducidad Tipo
LFR_Sesión_STATE_* Liferay Administra la sesión como usuario registrado Session HTTP
GUEST_LANGUAGE_ID Liferay Determina el idioma con el que accede, para mostrar el mismo en la próxima sesión 1 year HTTP
ANONYMOUS_USER_ID Liferay Administra la sesión como usuario no registrado 1 year HTTP
COOKIE_SUPPORT Liferay Identifica que es necesario el uso de cookies para el funcionamiento del portal 1 year HTTP
JSesiónID Liferay Administra el inicio de sesión e indica que está usando el sitio Session HTTP
SACYRGDPR Sacyr Utilizada para gestionar la política de cookies Session HTTP

Estas cookies nos permiten contar las visitas y fuentes de circulación para poder medir y mejorar el desempeño de nuestro sitio. Nos ayudan a saber qué páginas son las más o menos populares, y ver cuántas personas visitan el sitio. Toda la información que recogen estas cookies es agregada y, por lo tanto, anónima.

Nombre Proveedor Propósito Caducidad Tipo
_gat Google Se utiliza con fines estadísticos y analíticos para aumentar el rendimiento de nuespos Servicios Session HTTP
_gid Google Se utiliza para almacenar y actualizar un valor único para cada página visitada Session HTTP
_ga Google Se utiliza con fines estadísticos y analíticos para aumentar el rendimiento de nuespos Servicio Session HTTP