Varias megaestructuras derribadas están en Manhattan, el epicentro de los rascacielos en Nueva York. Crédito: Pixabay.

  • Tungsteno

Las grandes demoliciones de nuestro tiempo

A las demoliciones intencionadas provocadas por daños estructurales, remodelaciones del terreno o el deseo de los propietarios, se suman aquellas causadas por atentados, guerras o desastres naturales. Así ha sido la destrucción de los edificios más altos del planeta.

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

Un avión sobrevuela Nueva York e impacta con una torre de más de 400 metros de altura. Apenas 10 minutos más tarde otro avión colisiona con un rascacielos contiguo. Las emblemáticas Torres Gemelas, que fueron destruidas hace dos décadas, están entre los edificios más altos del planeta demolidos a lo largo de la historia. Mientras que en ese caso se debió a los atentados terroristas del 11S, en otros han sido los propios dueños quienes han ordenado el derribo. Analizamos las grandes demoliciones de nuestro tiempo.

 

Singer Building (1967)

 

Con sus 47 pisos y 187 metros de altura, el Singer Building ha sido durante medio siglo (hasta 2021) el rascacielos más alto del mundo demolido de forma intencionada. Proyectado por el arquitecto Ernest Flagg para albergar las oficinas de la empresa de máquinas de coser Singer Corporation, fue el edificio más alto del planeta entre 1908 y 1909 y la segunda estructura más alta —solo por detrás de la Torre Eiffel—. El rascacielos, ubicado en Manhattan, estaba formado por dos cuerpos: una base que se extendía por toda la parcela y, encima, una torre que sólo ocupaba una cuarta parte del terreno. Los visitantes podían pagar 50 centavos para disfrutar de las vistas desde la plataforma de observación del piso 40.

A principios de la década de 1960, Singer Corporation vendió el edificio. Uno de sus inconvenientes era que gran parte de la torre estaba ocupada por la escalera y los ascensores. Tras ser propiedad de varios dueños, la compañía United States Steel lo compró para destruirlo en 1967 y construir otro edificio. La demolición fue descrita por la Guía AIA de la ciudad de Nueva York como “la mayor pérdida de la ciudad desde Penn Station (una histórica estación ferroviaria)”. En ese mismo lugar, se levantó después el One Liberty Plaza, un rascacielos de 227 metros de altura y 54 pisos. Con aproximadamente 200.000 m² de superficie, es uno de los edificios de oficinas más grandes de Nueva York.

 

El Singer Building medía 187 metros de altura y fue derribado en 1967 para levantar un edificio aún más grande. Crédito: Irving Underhill / División de Impresiones y Fotografías de la Biblioteca del Congreso de EE UU.

 

One World Trade Center (2001)

 

En la mañana del 11 de septiembre de 2001 cuatro aviones secuestrados por miembros de Al Qaeda fueron utilizados para atentar contra construcciones simbólicas de Estados Unidos. Entre ellas, está el edificio más alto demolido a lo largo de la historia, según el libro Guinness de los récordsSe trata del One World Trade Center , que tenía 110 pisos y 417 metros de altura y fue diseñado por el arquitecto Minoru Yamasaki en 1960. A los 10 minutos del impacto del avión en esta estructura, situada en Manhattan y conocida popularmente como una de las Torres Gemelas, buscar refugio en los pisos más afectados se convirtió en una odisea. Algunas personas se arrojaron por la ventana desde más de 300 metros de altura. En total, unas 3.000 personas murieron y más de 25.000 resultaron heridas tras estos atentados, que también afectaron a la Torre Sur del complejo.

Rudolph Giuliani, el entonces alcalde de Nueva York, prometió el mismo 11 de septiembre de 2001 que la ciudad recuperaría su afamado skyline: "Reconstruiremos. Saldremos de esto más fuertes". Para reconstruir el corazón financiero de Manhattan, se han invertido más de 25.000 millones de dólares. Aunque con el tiempo la zona destruida ha renacido con un despliegue de rascacielos, centros comerciales y homenajes a las víctimas de los atentados, el proyecto del World Trade Center todavía no se ha completado. Entre los nuevos edificios, destaca el nuevo One World Trade Center, también conocido como la Torre de la Libertad, inaugurado en 2014 y que alcanza los 541 metros.

 

El One World Trade Center, que tenía 110 pisos y 417 metros de altura, fue derribado por un avión en 2001. Crédito: FEMA Photo Library.

 

270 Park Avenue (2019-2021)

 

El año pasado el rascacielos JPMorgan Chase Tower, también conocido como Union Carbide Building o 270 Park Avenue, hizo historia al convertirse en el edificio más alto jamás demolido de forma intencionada —sustituyendo al Singer Building—. Proyectado por el gabinete de arquitectos Skidmore, Owings & Merrill en Manhattan, este edificio medía 216 metros y tenía 52 pisos con 223.000 m² destinados a oficinas.

En 2019 JPMorgan Chase, una de las empresas bancarias y de servicios financieros más grandes de Estados Unidos, pidió permiso para demoler esta megaestructura, construida entre 1957 y 1960. En su lugar, se pretende levantar una de las construcciones más altas de Nueva York: el objetivo es que la nueva sede de JPMorgan Chase mida 423 metros de alto y tenga 63 pisos. Se espera que la construcción, que ya está en marcha, finalice en 2024.

 

El rascacielos JPMorgan Chase Tower, de 216 metros 52 pisos, es el edificio más alto demolido de forma intencionada. Crédito: MikePScott / Flickr.

 

Meena Plaza I (2020)

 

Tanto el Singer Building como el One World Trade Center y el 270 Park Avenue están en Manhattan, el epicentro de los rascacielos en Nueva York. Pero a lo largo de la historia ha habido muchas otras demoliciones intencionadas de megaestructuras en todo el mundo. Es el caso de Meena Plaza I, un rascacielos en Abu Dhabi de 168 metros derribado en 2020 en un tiémpo récordse utilizaron 18.000 detonadores para derribar sus 144 pisos en apenas 10 segundos.

Tras la demolición, la zona permaneció cerrada durante unas horas. Bill Oregan, CEO de Modon, la compañía supervisora de la demolición, afirma que el objetivo era "verificar que todos los explosivos hubieran detonado, que la estructura hubiera caído exactamente donde estaba previsto y que no hubiera escombros fuera de los límites previstos". La demolición forma parte de un proyecto para remodelar la zona para dar paso a un gran destino turístico en la zona portuaria.

 

En 2020 se utilizaron 18.000 detonadores para derribar en 10 segundos el Meena Plaza I. Crédito: Khaleej Times.

 

Otros rascacielos demolidos de forma intencionada en las últimas décadas son el CPF Building, ubicado en el distrito financiero de Singapur, o el Tun Razak Tower, un edificio de 150 metros ubicado en Kuala Lumpur y demolido en 2014. Los atentados, los incendios, las guerras o los desastres naturales también pueden destruir grandes estructuras y lugares emblemáticos. A los atentados del 11S se suman otras pérdidas de valor incalculable: desde los daños en Palmira —una antigua ciudad situada en el desierto de Siria— provocados por el ISIS a los monumentos del valle de Katmandú destruidos por el terremoto de 2015 en la capital de Nepal o el incendio que arrasó en 2018 el Museo Nacional de Brasil de Río de Janeiro.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

  • Edificios
  • Construcciones

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y analizar su comportamiento con el fin de mejorar el servicio ofrecido.
Puede consultar información adicional sobre las cookies instaladas en nuestra Política de Cookies.

Configuración de Cookies

Declaración de cookies

Estas cookies se encuentran exceptuadas del cumplimiento del artículo 22.2 de la LSSI de acuerdo con las recomendaciones indicadas por la autoridad europea en materia de privacidad y cookies. De acuerdo con lo anterior y aunque no es posible su configuración, aceptación o denegación, el editor de este sitio web ofrece información sobre las mismas en un ejercicio de transparencia con el usuario.

  • Nombre: LFR_Sesión_STATE_*, Proveedor: Liferay, Propósito: Administra la sesión como usuario registrado, Caducidad: Sesión, Tipo: HTTP

  • Nombre: GUEST_LANGUAGE_ID, Proveedor: Liferay, Propósito: Determina el idioma con el que accede, para mostrar el mismo en la próxima sesión, Caducidad: 1 año, Tipo: HTTP

  • Nombre: ANONYMOUS_USER_ID, Proveedor: Liferay, Propósito: Administra la sesión como usuario no registrado, Caducidad: 1 año, Tipo: HTTP

  • Nombre: COOKIE_SUPPORT, Proveedor: Liferay, Propósito: Identifica que es necesario el uso de cookies para el funcionamiento del portal, Caducidad: 1 año, Tipo: HTTP

  • Nombre: JSesiónID, Proveedor: Liferay, Propósito: Administra el inicio de sesión e indica que está usando el sitio, Caducidad: Sesión, Tipo: HTTP

  • Nombre: SACYRGDPR, Proveedor: Sacyr, Propósito: Utilizada para gestionar la política de cookies, Caducidad: Sesión, Tipo: HTTP

Estas cookies nos permiten contar las visitas y fuentes de circulación para poder medir y mejorar el desempeño de nuestro sitio. Nos ayudan a saber qué páginas son las más o menos populares, y ver cuántas personas visitan el sitio. Toda la información que recogen estas cookies es agregada y, por lo tanto, anónima.

  • Nombre: _ga_<container-id>, Proveedor: Google, Propósito: Recopila datos sobre el número de veces que un usuario ha visitado el sitio web además de las fechas de la primera visita y de la más reciente. Utilizada por Google Analytics, Caducidad: 2 años Tipo: HTTP

  • Nombre: _ga, Proveedor: Google, Propósito: Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web, Caducidad: 2 años Tipo: HTTP