• Innovación

Desarrollamos un nuevo hormigón con desechos de vidrio en Chile

Sacyr Chile ha puesto en marcha un nuevo ejemplo de economía circular aplicado a la creación de nuevos materiales de construcción. Se trata del desarrollo de un nuevo hormigón a partir de la revalorización de residuos de vidrio.

Sacyr Chile ha puesto en marcha un nuevo ejemplo de economía circular aplicado a la creación de nuevos materiales de construcción. Se trata del desarrollo de un nuevo hormigón a partir de la revalorización de residuos de vidrio procedente de grandes ciudades, como Santiago y Valparaíso.

 “Estamos trabajando desde finales de 2020 para reducir el consumo de cemento en el hormigón, y así reducir el nivel de emisiones de CO2”, explica Victor Fabian Armijos, responsable del Departamento de Innovación en Sacyr Chile. “Logramos tras una serie de procesos tecnológicos transformar el vidrio desechable en un nuevo material de construcción, permitiendo reemplazar entre un 10% y 20% de cemento necesario en el hormigón”, explica el ingeniero Sebastián Quiroz Durán, CEO de la empresa E-M , start up con la que Sacyr colabora para el desarrollo de este nuevo material y proyecto a gran escala.

 

 

Los últimos resultados obtenidos en laboratorio concuerdan con nuestras investigaciones y demuestran que el vidrio aumenta en promedio, hasta un 13,4% la resistencia mecánica del hormigón a los 28 días de edad, y por tanto también su durabilidad.

Gracias a las propiedades ignífugas, inertes, puzolánicas y distribución atómica amorfa del vidrio, se han abierto diversas áreas de aplicaciones industriales, como las de mobiliario urbano, impresión 3D y protección de radiación en plantas nucleares.

El hormigón tendría así una composición de cemento reducida, agua, áridos y vidrio (en forma de polvo). Actualmente el polvo de vidrio llamado preliminarmente como WG-X, se prepara a través de diversos procesos de selección, control, trituración y medición.

“El cemento y su producción es muy contaminante dentro de la industria de construcción y a nivel global representa el 8% del total de C02 emitido al medio ambiente, cualquier disminución y/o reemplazo va a ser muy significativo a la hora de disminuir la huella de carbono”, explica Víctor Armijos. Destacando que, por cada m3 de hormigón, se logran reciclar alrededor de 100 botellas de vidrio de 750cc.

Adicionalmente agrega que, este proyecto contempla compartir este conocimiento, pues ya existen experiencias concretas en otros países, como el puente hecho con 70,000 botellas de vidrio en Nun´s island Montreal Canadá.

Por esta razón, se hacen reportes para demostrar las ventajas técnicas y económicas de la incorporación de polvo de vidrio reciclado en la fabricación de elementos de hormigones.

 

 

“Sacyr en Chile ya ha obtenido resultados favorables a nivel de laboratorio, y ahora queremos hacerlo a gran escala”, explica el responsable de Innovación en Chile.

“La próxima etapa será validar en obra en un elemento de hormigón no estructural, el cual contemplará unos 5 a 8 metros cúbicos de hormigón con este material reciclado, para así evaluar su comportamiento en condiciones normales de exposición en terreno” explica Víctor.

Debido a que este proyecto forma parte del portafolio de proyectos estratégicos de cara al Plan de Sostenibilidad 2025, Sacyr en Chile seguirá colaborando con otros socios estratégicos como lo es el sector académico, escalando este tipo de proyectos con la Universidad de La Frontera, en Temuco, mediante estudios adicionales de áridos reciclados como materiales alternativos de construcción para capas granulares y hormigón.


Valorización de residuos de construcción en Chile


El sector de construcción en Chile es responsable del 34% de la generación de residuos sólidos y de, al menos, el 33% de las emisiones de gases efecto invernadero.

Existe poca valorización de residuos a múltiples escalas en Chile comparado con el resto de los países en la OCDE. Sólo en residuos municipales no peligrosos, se reportaron en SINADER que el 98,5% de sus residuos son eliminados y sólo el 1,5% valorado. Según la revista científica Resources, Conservation & Recycling, los municipios chilenos reciclan un 1,7% de la basura, el resto termina en calles y vertederos.

Los Residuos mezclados de Construcción y Demolición representan el residuo de mayor impacto por volumen, con aproximadamente 74.000 m3 (para el periodo de 3 años).
 

  • Innovación
  • Hormigón
  • Chile
  • Cemento
  • Hablamos con la ciencia

Ropa usada y reciclada para construir edificios 

Gracias a un nuevo componente creado con fibras textiles, a través de un proyecto liderado por una universidad, se podría volver a utilizar un material residual para el revestimiento de fachadas, pavimento flotante y falso techo acústico. 

Solo en Europa se generan más de 16 millones de toneladas de residuos textiles al año, de los cuales el 73% acaba incinerado o en vertederos, y solo el 1% se recicla. 

El grupo de investigación TECTEX de la Universitat Politècnica de Catalunya ha puesto en marcha un proyecto que da una salida útil a este residuo.

Ha creado un nuevo material de construcción con residuos textiles, indicado preferentemente para placas de revestimiento de fachadas ventiladas enmarcado en el proyecto RecyBuildMat. También está previsto que pueda ser utilizado como pavimento flotante, falso techo acústico, tabiquería seca y otras aplicaciones similares.

 

 

El material (desarrollado a escala de laboratorio) incluye en su composición, además del residuo textil, aglomerantes y cargas minerales.  El material viene de residuo de ropa convencional de todo tipo. Generalmente la mayoría de la ropa lleva algodón y poliéster. Se utiliza 1 kilo de fibras recicladas por cada metro cuadrado de material. Además, al ser un residuo formado por fibras relativamente largas y en forma de tela no tejida, al mezclar con cemento, le da unas prestaciones mecánicas ventajosas, como una gran deformabilidad y resistencia a la rotura.

El material desarrollado por TECTEX combina ligereza y resistencia aportada por el textil, que también mejora el aislamiento térmico y acústico. Además, puede incorporar otras funciones como la autolimpieza o la absorción térmica, con aditivos especiales.

“Lo estamos haciendo en el marco del proyecto Retos, del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (MICINN). Empezó en junio de 2020, y se acabará en 2024. Además, durante los últimos 10 años hemos venido trabajando en materiales de construcción en el marco de proyectos retos. Estos proyectos Retos te permiten llegar a pruebas a nivel de laboratorio. Para llevarlo al mercado, dependerá de las ganas del promotor de introducir este producto en el mercado”, explica Mònica Ardanuy, Catedrática y jefa de la sección de Ingeniería Textil del Departamento de Ciencia e Ingeniería de Materiales de Universitat Politécnica de Catalunya.

“Dentro de Retos, nos dejan pedir un proyecto de prueba concepto para poder llegar a probar nuestros materiales a un entorno parecido al real. Posteriormente, si hay alguna empresa interesada en hacerlo se podría pasar ya a nivel de comercialización. Nosotros, ahora, lo fabricamos con un tamaño de 30x30 centímetros”, afirma Ardanuy. 

 

 


Las placas son equivalente a un fibrocemento convencional, que es lo que normalmente conocemos como “uralita”. Ésta se utilizaba para hacer placas de cubierta, de fachadas, para mobiliario urbano, tuberías de desagüe y elementos similares. La peligrosidad del amianto, una de sus materias primas, prohibida desde el año 2000, supuso un importante punto de inflexión en la producción de este material. Ahora se han conseguido fibras sintéticas que pueden sustituir a la fibra de amianto, como las fibras sintéticas de alcohol de polivinilo (PVA)", explica Josep Claramunt Blanes, Profesor agregado del Departamento de Ingeniería Agroalimentaria y Biotecnología Universitat Politècnica de Catalunya.

“La diferencia es que, en el fibrocemento convencional,  el refuerzo está en forma de fibra corta, dispersa en el cemento. Esto limita  la capacidad de absorción de energía del material. Nosotros utilizamos un refuerzo en forma de estructura textil, lo que le confiere unas propiedades  de resistencia al material que no posee el fibrocemento”, explica Josep. “Multiplicamos por 10 algunas de las características del fibrocemento”.

“Respecto a materiales de cemento reforzados con fibras textiles, nosotros utilizamos una tela no tejida, que es como un fieltro, para hacerlo mucho más barato que otro tipo de estructuras textiles con trama y urdimbre, utilizadas comúnmente para los refuerzos de cemento”, afirma Josep Claramunt.

El precio es similar al fibrocemento y podría competir bien en muchas aplicaciones. En el caso de la tabiquería seca, el llamado “pladur” de placas de cartón-yeso es más competitivo que nuestro material, aunque sus prestaciones son muy inferiores.

En cuanto a las fachadas, la exigente normativa actual en materia de confort conduce a soluciones constructivas multicapa ya que es muy difícil encontrar un material que cumpla con todos los requisitos. El material del que hablamos sería la capa externa de protección y podría substituir a las que actualmente se utilizan (de piedra natural, de cerámica, a los composites de cemento, de aluminio o de madera).

 


En este momento, una empresa de fabricación de cemento está muy interesada en que se pueda utilizar este material. También hemos iniciado una colaboración con una empresa de pavimentos tipo “panot” (pieza de pavimento típica de Barcelona) para realizar un prototipo de pavimento con esta tecnología. 

“Para poder elaborar este material, los posibles fabricantes deberían cambiar o modificar su maquinaria actual para adaptarse a la nueva tecnología. Ese es el principal problema cuando hablamos con las empresas. Nos gustaría poder realizar alguna colaboración con alguna empresa para poder pasar de la prueba de concepto al mundo real”, subraya Mónica.

“Que nosotros sepamos no existen materiales similares con los tipos de telas no tejidas que fabricamos nosotros. Esto es difícil que se encuentre en otro sitio pues es una tela especialmente diseñada para este material. Tampoco hay otras universidades o centros de investigación, hasta donde nosotros conocemos, que fabrique este tipo de telas no tejidas para este refuerzo específico.” 

 


 

  • Materiales
  • Innovación y tecnología
  • Cemento

El reconocimiento facial promete ayudar a verificar la identidad de posibles espías. Crédito: Unsplash.

  • Tungsteno

La polémica del reconocimiento facial en la guerra de Ucrania

La empresa de reconocimiento facial Clearview AI, que espera poder identificar a “casi todas las personas del mundo” en 2023, ha ofrecido gratuitamente sus servicios a Ucrania ante la invasión rusa. Así utiliza esta tecnología el Ministerio de Defensa y estos son los riesgos que conlleva.

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

El reconocimiento facial tiene el potencial de identificar espías o personas muertas y ayudar a refugiados a reunirse con sus familias en las guerras, pero también conlleva algunos riesgos con consecuencias catastróficas. Ante la invasión rusa, el Ministerio de Defensa de Ucrania ha recurrido a una base de datos de 20.000 millones de rostros de la empresa Clearview AI. Tras examinar cómo los satélites mapean el conflicto de Ucrania y qué tecnologías ayudan a sustituir el gas de Rusia, analizamos los pros y los contras del uso del reconocimiento facial en conflictos bélicos.

 

Tecnología para verificar identidades en la guerra

 

Cuando Rusia invadió Ucrania, el director ejecutivo de Clearview AI comenzó a pensar cómo podía ayudar en el conflicto. “Recuerdo haber visto videos de soldados rusos capturados y a Rusia afirmando que eran actores”, afirma Hoan Ton-That al periódico The New York TimesFue entonces cuando pensó que con su tecnología de reconocimiento facial, los ucranianos podrían verificar la identidad de posibles espías y de personas fallecidas, además de ayudar a reunir a los refugiados con sus familias.

Tras ofrecer los servicios de Clearview AI a Ucrania de forma gratuita, creó más de 200 cuentas para usuarios en cinco agencias gubernamentales de este país y tradujo su aplicación a su idioma. Desde entonces, Ucrania ha utilizado esta tecnología para identificar a los soldados rusos, vivos o muertos, y para verificar que los viajeros en Ucrania son quienes afirman ser. Entre las estrategias de este país, está la de identificar a soldados muertos y avisar a sus familias. El viceprimerministro ucraniano, Mykhailo Fedorov, considera que es la mejor forma de hacer llegar al público ruso el coste del conflicto y “disipar el mito de una 'operación especial en la que 'no hay conscriptos' y 'nadie muere'”.

 

Ucrania utiliza reconocimiento facial para identificar a soldados rusos muertos. Crédito: DW Shift.

 

Unas 14 fotos por cada persona en la Tierra

 

En palabras de su creador, Clearview AI sería algo así como "un motor de búsqueda de rostros". "Funciona como Google. Pero en lugar de poner una cadena de palabras o texto, el usuario busca una foto de una cara", explica Ton-That. A día de hoy, este sistema tiene 20.000 millones de rostros y una amplia base de datos de ciudadanos rusos gracias a VK, el Facebook ruso.

Cada día la empresa recopila más y más imágenes. De hecho, ha indicado a sus inversores que a principios de 2023 espera tener 100.000 millones de fotos de caras, lo suficiente para garantizar que "casi todos en el mundo sean identificables", según una presentación financiera a la que ha tenido acceso The Washington PostEsas imágenes equivalen a 14 fotos por cada una de las 7.000 millones de personas en la Tierra. Clearview AI explica que todas estas imágenes provienen de páginas web públicas, medios de comunicación, sitios web de fichas policiales, redes sociales públicas y otras fuentes abiertas.

Toda esta información, según la compañía, “permite identificaciones y detenciones más rápidas para ayudar a resolver y prevenir delitos y a que nuestras comunidades sean más seguras”. Pero sus técnicas pueden violar los derechos de privacidad de los usuarios. De hecho, la Agencia de Protección de Datos de Reino Unido (la ICO, por sus siglas en inglés) multó en mayo a Clearview AI con más de 7,5 millones de libras esterlinas (unos 8,7 millones de euros) por recopilar imágenes de Internet para crear una base de datos global de reconocimiento facial. El organismo ha ordenado a la compañía que deje de obtener y utilizar los datos personales de los residentes del Reino Unido que están disponibles de forma pública en la web.

 

ClearView AI tiene 20.000 millones de rostros y una amplia base de datos de ciudadanos rusos. Crédito: NOVA PBS Official.

 

Un arma de doble filo

 

En cuanto a la eficacia del software de reconocimiento facial en las guerras, hay pruebas contradictorias, tal y como indica en The Conversation Felipe Romero Moreno, profesor en la Facultad de Derecho de la Universidad de Hertfordshire. Algunos estudios indican que esta tecnología consigue identificar a personas muertas igual o mejor que un humano. Pero, según el Departamento de Energía de Estados Unidosla descomposición del rostro de una persona fallecida puede reducir la precisión del programa.

Además, tal y como subraya Romero, algunas investigaciones sugieren que las huellas dactilares, los registros dentales y el ADN siguen siendo las técnicas de identificación más fiables“Pero son herramientas para profesionales capacitados, mientras que el reconocimiento facial puede ser utilizado por personas que no son expertas”, señala el profesor. También hay que tener en cuenta que esta tecnología a veces falla, por lo que puede emparejar por error dos imágenes o no hacer coincidir las fotos de una misma persona. En Ucrania, las consecuencias de cualquier posible error con la inteligencia artificial podrían ser desastrosas: “Un civil inocente podría morir si se le identifica erróneamente como un soldado ruso”. Desde Clearview AI insisten en que su herramienta debe complementar y en ningún caso reemplazar las tomas de decisiones humanas.

 

Los sistemas de reconocimiento facial suelen aplicar una serie de sesgos y a veces fallan. Crédito: NEC.

 

Además, si la tecnología se puede usar para identificar soldados enemigos vivos y muertos, también podría incorporarse a sistemas que usen la toma de decisiones automatizada para dirigir la fuerza letal. Así lo indican los filósofos Darian Meacham y Martin Gak, que investigan la ética en zonas de conflicto: “Esta no es una posibilidad remota”. Mientras que el año pasado, la ONU informó que un dron autónomo podía haber matado a personas en Libia en 2020, hay sospechas de que pueden estarse usando armas autónomas en la guerra de Ucrania.

Pese a que la tecnología de reconocimiento facial tiene un enorme potencial en este tipo de conflictos para identificar a personas, no hay que olvidar todos los riesgos que conlleva. Tal y como subraya en la BBC Conor Healy, experto en reconocimiento facial en el grupo de investigación de vigilancia IPVM, es importante que las fuerzas ucranianas reconozcan que esta “no es una forma 100% precisa de determinar si alguien es su amigo o su enemigo”. “No debería ser una tecnología de vida o muerte en la que apruebas o fallas, donde podrías ser encarcelado o, Dios no lo quiera, incluso asesinado”, concluye.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

  • Innovación y tecnología
  • Servicios

¿Cómo financia Europa la movilidad urbana sostenible?

Las ciudades necesitan cada vez más espacio para una movilidad urbana respetuosa con el entorno y al mismo tiempo accesible y amable para el ciudadano. Para gestionar estas necesidades, Europa ha creado instrumentos de financiación que ayudan a cubrir económicamente estas condiciones a través del lanzamiento de proyectos que favorezcan la implantación de infraestructuras acordes con este objetivo.

EIT Urban Mobility, una iniciativa del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT), un organismo de la Unión Europea, con sede en Barcelona, da respuesta a este reto y necesidades. Entre sus funciones se encuentra la de analizar los problemas de las ciudades, y concretar medidas para cambiarlos (reducir emisiones, accidentes, etc).

“Trabajamos con universidades, start ups y centros de investigación, además de con las ciudades”, explica Marta Álvarez, Stakeholder and Partnership Manager de EIT Urban Mobility | Innovation Hub South.  “De momento, tenemos financiación europea, pero en el futuro tenemos que autofinanciarnos”, explica Marta. España es el mayor receptor de fondos de EIT en Urban Mobility.

“Cuando sacamos un proyecto se presentan diferentes consorcios para cubrirlo.  Nosotros cada año tenemos un presupuesto para financiar proyectos, y todo el consorcio de empresas, start up, universidades, centros de investigación se agrupan para solicitar proyectos. Nosotros podemos inventarnos el proyecto desde 0 y decidir con quien hacerlo siempre dentro de cinco áreas de interés”, explica Celeste Reglá,  Business Creation Project Officer de EIT Urban Mobility, Innovation Hub South.

 

 

Áreas de interés

 

Tienen identificadas nueve áreas (challenge areas) en las que trabajan para estructurar sus programas:
Movilidad Activa: persigue la finalidad de potenciar una movilidad activa entre los ciudadanos de cada una de las ciudades que forman parte del ecosistema de EIT Urban Mobility. 

Intermodalidad: aumento de la interconectividad y la accesibilidad.

Infraestructuras de movilidad: tiene la finalidad de promover la innovación y la mejora de las infraestructuras de movilidad en el entorno construido.

Movilidad para tod@s: Mejorar la accesibilidad física y geográfica a medios de transporte sostenibles, con especial foco en los viajeros vulnerables.

Logística urbana sostenible: Esta área pretende mejorar los servicios urbanos, la entrega de mercancías y las operaciones de gestión de residuos mediante la logística.

Creating public realm: Mejora del diseño, el uso y la gestión de los espacios públicos y redución del espacio destinado a los vehículos. 

Movilidad del futuro: Encargada de promover tecnologías digitales como la inteligencia artificial, el 5G, los sensores y las infraestructuras inteligentes. 

Movilidad y energía: Esta área está focalizada en la sustitución de los motores de combustión interna (ICE) por soluciones de propulsión de combustible más limpias.

Reducción de la contaminación: Este ámbito tiene como objetivo reducir los niveles de contaminación relacionados con la movilidad.

 

 

Además de estas nueve áreas identificadas de trabajo, EIT Urban Mobility tiene tres grupos de interés focalizados en las siguientes temáticas: Urban Air Mobility, Hidrógeno y Mobility Data Spaces.

EIT Urban Mobility, una iniciativa del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT), un organismo de la Unión Europea, tiene como objetivo aportar soluciones innovadoras y acelerar la transición hacia un sistema de transporte realmente multimodal, integrado y centrado en el usuario.

Como la principal comunidad europea de innovación en movilidad urbana, EIT Urban Mobility trabajará para evitar la fragmentación facilitando la colaboración entre ciudades, empresas, educación, investigación e innovación para resolver los retos más urgentes de las ciudades.

Las ciudades se convertirán en “laboratorios vivos” donde las empresas y los centros educativos y de investigación de la comunidad demostrarán cómo las nuevas tecnologías pueden funcionar para resolver los problemas reales en ciudades reales al transportar personas, bienes y residuos de manera inteligente.

  • Movilidad sostenible
  • Movilidad vehículo

Algunas ciudades alemanas están comprobando qué semáforos se pueden apagar para ahorrar gas. Crédito: Pexels.

  • Tungsteno

Semáforos apagados y duchas frías para ahorrar gas

Ante la gran dependencia del gas ruso y una escalada de precios sin precedentes, la UE pretende reducir un 15% el consumo de este combustible en ocho meses. Para conseguirlo, algunos países han optado por medidas de sentido común como limitar el uso del aire acondicionado y la calefacción; y por otras mucho más chocantes, como apagar semáforos de noche o las duchas frías en gimnasios.

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

Mientras que algunas ciudades alemanas han apagado algunos semáforos y gran parte del alumbrado público por la noche, Francia ha prohibido a los locales que utilicen el aire acondicionado y tener las puertas abiertas. Todas estas medidas persiguen un objetivo de lo más ambicioso: reducir el consumo de gas de la Unión Europea y tener suficientes reservas para pasar el invierno. Tras analizar las tecnologías que aspiran a sustituir el gas ruso, investigamos ahora las principales medidas de los países miembros para ahorrar gas.

 

Ahorrar gas para un invierno seguro

 

La invasión rusa a Ucrania ha disparado el precio de la energía y ha puesto a múltiples países en alerta ante el riesgo de posibles cortes de suministro. Casi la mitad de los estados de la Unión Europea ya se han visto afectados por la reducción de las entregas, según la Comisión Europea. Por ello, este organismo ha puesto en marcha un plan para que todos los Estados miembros, independientemente de su exposición al gas ruso, reduzcan en un 15% su consumo de gas entre el 1 de agosto de 2022 y el 31 de marzo de 2023.

Con él, se pretende que todos los consumidores, administraciones públicas, hogares, propietarios de edificios públicos, proveedores de energía e incluso la industria tomen medidas para limitar su consumo. “Al sustituir el gas por otros combustibles y ahorrar energía este verano, se puede almacenar más gas para el invierno”, afirma la Comisión Europea. En teoría, actuar cuanto antes puede ayudar a reducir el impacto negativo en el PIB y a aliviar las preocupaciones del mercado y la volatilidad de los precios.

 

La Comisión Europea pretende que todos los estados miembros reduzcan un 15% su consumo de gas en ocho meses. Crédito: Comisión Europea.

 

Semáforos apagados, puertas cerradas y duchas frías

 

Alrededor de la mitad de los hogares alemanes dependen del gas para su calefacción y cerca del 13% de la electricidad procede de este combustible fósil. Las noches de verano en la ciudad alemana de Augsburgo este año son inquietantemente oscuras y tranquilas: las fachadas de los edificios históricos no están iluminadas, las luces de las calles están atenuadas y la mayoría de las fuentes no funcionan. Además, se ha bajado la temperatura de las piscinas públicas y se está comprobando qué semáforos se pueden apagar. En ciudades como Hannover, han acordado que las duchas en gimnasios e instalaciones deportivas sean con agua fría y cortar el agua caliente en los edificios públicos.

En Francia, el gas es la tercera fuente de energía más consumida, según el Ministerio de Transición Ecológica del país. Representa el 16% del consumo total de energía primaria utilizada en el territorio, por detrás de la energía nuclear (40%) y el petróleo (28%). Allí, se ha acordado que, en algunas ciudades como París, las tiendas con aire acondicionado mantengan las puertas cerradas y se apaguen los rótulos luminosos de supermercados y centros comerciales en cuanto cierren. También se ha pedido a los ciudadanos que desactiven el wifi, desenchufen dispositivos y apaguen las luces de las habitaciones que no estén utilizando.

Tanto en Francia como en otros países, como Grecia y España, se requiere que las instalaciones públicas ajusten la temperatura del aire acondicionado en verano y de la calefacción en invierno. Este último país ha limitado a 27 grados el uso del aire acondicionado en verano y a 19 grados la calefacción en invierno en edificios públicos, además de apagar la luz de escaparates y edificios no ocupados a partir de las 22 horas. Además, algunos países planean mejorar los edificios estatales para hacerlos más eficientes energéticamente. Grecia, por ejemplo, los ha instado a instalar protectores de ventanas en los edificios y a apagar los ordenadores después de trabajar.

 

Augsburgo ha implementado varias medidas de ahorro de energía para hacer frente a la crisis del gas. Crédito: Reuters.

 

Reducir la dependencia del gas ruso

 

Las acciones y directrices que todos estos países han aplicado de forma voluntaria afectan tanto al comercio como a la industria y a los hogares. Con ellas, se pretende dejar de depender gradualmente de los combustibles fósiles rusos ante los cortes de suministro y la imparable escalada de precios. En el caso de un riesgo elevado de escasez de gas o una demanda de gas excepcionalmente alta, la Comisión Europea podría aprobar una alerta comunitaria. Si esto ocurriera, se podría aplicar una reducción obligatoria del consumo de gas en todos los países miembros.

Es muy difícil saber hasta qué punto todas estas medidas van a funcionar y si la Unión Europea va a lograr reducir un 15% el consumo de gas en ocho meses. Hay demasiadas variables en juego y quizás lo que en un país sí resulte eficaz en otro no lo sea. Entre los factores que pueden influir, está la aceptación de estas medidas por parte de la población. Un estudio publicado en la revista Journal of Economic Psychology concluye que los ciudadanos prefieren mejoras técnicas para ahorrar energía a las medidas que afectan a su comportamiento y, sobre todo, cambios de consumo. Además, es probable que algunas personas no estén dispuestas a sacrificar su propia satisfacción personal.

Pese a que algunos ciudadanos prefieran las mejoras técnicas para ahorrar energía, la literatura científica apunta a que la tecnología por sí sola puede no ser suficiente en algunos casos. Una revisión publicada en la revista Energy and Buildings indica que los seres humanos y su comportamiento relacionado con la energía en los edificios también juegan un papel importante. Los autores calculan que el potencial de ahorro basado en el comportamiento de los ocupantes se sitúa entre el 10% y el 25% para los edificios residenciales —y entre el 5% y el 30% para los edificios comerciales—. A la espera de comprobar si la Unión Europea logra involucrar a los ciudadanos para lograr sus objetivos, de momento, algunos países como España y Polonia ya preparan nuevas iniciativas para incidir en el ahorro de gas y lo más importante: prepararse ante la eventualidad de una crisis energética en invierno.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

  • Semáforo
  • Ahorro energético
  • Petróleo y gas
  • Electricidad
  • Servicios

Mejoramos las prestaciones de los encapsulados de caucho 

Los encapsulados de caucho que se usan para los suelos de zonas deportivas y de parques han mejorado sus prestaciones para aumentar su durabilidad, consistencia y apariencia gracias a un nuevo proyecto de Sacyr Green.

Los encapsulados de caucho reciclado se enfrentan a varios problemas tras su instalación como la pérdida de color y la pérdida de propiedades cuando se exponen a condiciones ambientales. 

Esto ha hecho que estos productos no hayan podido desplazar del mercado a productos industriales de EPDM o de TPV, utilizados actualmente de forma masiva, de mayor coste y de una calidad fácilmente superable, y de origen no reciclado.

Por ello, desde Sacyr Green y en concreto, desde Valoriza, estamos trabajando en el proyecto “Nuevos productos mejorados de caucho encapsulado" para mejorar las prestaciones de los encapsulados de neumáticos fuera de uso (NFVU) para hacerlos más competitivos aumentando sus prestaciones técnicas, así como para automatizar el proceso de fabricación, dando una nueva vida a las ruedas, fomentando el reciclaje y la economía circular.

 

 

El objetivo general del proyecto es desarrollar una nueva gama de productos encapsulados de neumáticos al final de su vida útil para su uso en pavimentos de seguridad con prestaciones mejoradas en cuanto a color, elasticidad y durabilidad.

Como objetivos medioambientales, estratégicos y empresariales, destacan el aumento del porcentaje de este residuo fomentando la economía circular, incrementar el valor añadido de los materiales generados en el tratamiento de los NFVU y desarrollar un nuevo producto de alto valor añadido ampliando la línea de negocio, incrementando la ventaja competitiva de Valoriza. 

El objetivo es aumentar la producción de encapsulados pasando de 400 t/año a 2000 t/año con la automatización del proceso; conseguir una mayor exactitud en los resultados; mejorar la calidad del producto haciéndolo más competitivo; tener un mayor porcentaje de recuperación de neumáticos, la reducción del coste de producción y obtener nuevos productos (piezas prefabricadas mediante el uso de prensas).

“De esta manera, mejoraremos las prestaciones de los encapsulados de neumáticos fuera de uso para hacerlos más competitivos aumentando su demanda, además de automatizar el proceso de fabricación, dando una nueva vida a los estos neumáticos, fomentando el reciclaje y la economía circular”, explica Ana Benavent, directora técnica de Valoriza. 

El EPDM es un caucho de Etileno Propileno Dieno tipo M ASTM, termopolímero con muy buena resistencia a la abrasión y al desgaste. Por ello se usa mayoritariamente en las zonas de desgaste de los parques infantiles, como a la salida de los toboganes o las zonas de rozamiento de los columpios. 

 

Planta de Chiloeches (Guadalajara).

 

Los colores son muy vivos, pero el problema es que contienen mucha cal, por lo que con el tiempo se vuelven blancos y pierde ese color tan brillante, también se endurece mucho.

La ventaja de este material es que no es un gránulo de caucho negro recubierto de una capa de color, es externa e internamente del mismo color, por esto se usa en las zonas de rozamiento de los parques, porque, aunque se desgaste un poco no aparece el negro del interior como en los encapsulados y EPDM.

 El TPV es un polímero termoplástico, una matriz termoplástica y un caucho capaz de vulcanizar. Tiene también una buena resistencia a la abrasión y al desgaste.

La diferenciación positiva del encapsulado es:

•    Es más sostenible, tiene un mayor % de material reciclado procedente de los NFVU (el TPV sí lleva parte de material reciclado, pero el porcentaje es menor)
•    Es más económico
•    Es más duradero y elástico

  • Neumáticos

Arabia Saudí planea construir The Line cerca del mar Rojo, sobre una superficie de unos 34 kilómetros cuadrados. Crédito: Neom.

  • Tungsteno

La ciudad-rascacielos de 170 kilómetros: ¿un sueño posible?

170 kilómetros de largo y 500 metros de altura. Son las apabullantes dimensiones del rascacielos gigantesco que planea construir Arabia Saudí para dar forma a una ciudad futurista llamada The Line. Para levantar esta urbe sin coches, contaminación ni accidentes, deberá afrontar arduos desafíos.

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

Una ciudad futurista sin carreteras, automóviles ni emisiones. Si estas características ya harían a The Line sorprendente, sus dimensiones son de lo más inusuales: 170 kilómetros de largo y 500 metros de altura, por 200 metros de ancho. Tras analizar la “ciudad ideal” diseñada por Leonardo da Vinci, las islas flotantes para agrandar Manhattan y una urbe dirigida por una inteligencia artificial, examinamos la viabilidad de este ambicioso proyecto anunciado por el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salmán.

 

El sueño de una ciudad sin contaminación ni accidentes

 

The Line supuestamente se construirá en el noroeste de Arabia Saudí, cerca del mar Rojo, sobre una superficie de tan solo unos 34 kilómetros cuadrados. “Utilizará menos suelo en comparación con otras ciudades de capacidad similar”, afirman sus creadores. En teoría, esta ciudad funcionará con energía 100% renovable y priorizará la naturaleza, la salud y el bienestar sobre el transporte y la infraestructura.

Salmán insiste en que “no podemos ignorar las crisis ambientales y de habitabilidad que enfrentan las ciudades de nuestro mundo” y apuesta por construir “algo tan ambicioso como las pirámides de Egipto”. La solución que prometen sus creadores es un lugar idílico, “sin contaminación ni accidentes de tránsito, junto con atención médica preventiva de primer nivel, para que las personas vivan más tiempo”. También pretenden apostar por un sistema de ventilación natural para garantizar que los residentes disfruten de un clima ideal durante todo el año.

El objetivo es que esta ciudad albergue unos nueve millones de residentes y cree unos 380.000 puestos de trabajo hasta 2030. Esta propuesta “desafía las ciudades tradicionales planas y horizontales” al apostar por la construcción vertical de un imponente rascacielos de 500 metros de altura (que hoy ocuparía el número 12 en la lista de los más altos del mundo) que se extienda en línea recta a lo largo de una longitud nunca vista en un edificio y que tenga paredes de espejo. En teoría, las instalaciones que los habitantes tendrán que frecuentar en el día a día estarán a solo cinco minutos a pie y, además, habrá un tren de alta velocidad que llegue de un extremo a otro de la ciudad en 20 minutos. “No pagar gastos como el seguro del automóvil, el combustible y el estacionamiento significará mayores ingresos disponibles para los ciudadanos”, sostienen sus creadores.

 

El objetivo es que The Line albergue unos nueve millones de residentes y cree unos 380.000 puestos de trabajo hasta 2030. Crédito: Neom.

 

Dinosaurios robots, una luna artificial y mucha polémica

 

The Line forma parte de un proyecto mucho más amplio y aún más ambicioso: una megaciudad llamada Neom, que se está construyendo en la provincia de Tabuk y parece sacada de la ciencia ficción. Además de taxis voladores, sus creadores quieren que albergue dinosaurios robots, tecnología de siembra de nubes y una luna artificial gigante. Este proyecto, cuya inversión inicial ha sido de 500.000 millones de dólares, no está exento de polémica. Pese a que sus creadores aseguran que Neom se construiría en tierra virgen, en realidad, unas 20.000 personas se verán obligadas a trasladarse por su construcción. Estos residentes pertenecen a la tribu Huwaitat, que se ha ido extendiendo por Arabia Saudí, Jordania y la península del Sinaí durante muchas generaciones.

“Para la tribu Huwaitat, Neom se está construyendo sobre nuestra sangre, sobre nuestros huesos”, explica Alia Hayel Aboutiyah al-Huwaiti, activista y miembro de la tribu que vive en Londres, al periódico The Guardian. Considera que es una ciudad para turistas y gente con dinero: “Pero no para las personas originarias que viven allí”. Durante meses, esta tribu ha sufrido hostigamientos, arrestos y secuestros por parte de las fuerzas saudíes aparentemente debido a su negativa a reubicarse para facilitar el proyecto de Neom, según recoge Al Jazeera.

Además, los expatriados reclutados para trabajar en la iniciativa critican a sus gerentes por hacer demandas poco realistas y hacer la vista gorda ante la discriminación, tal y como indica The Wall Street Journal. Entre los empleados que han renunciado a trabajar en el proyecto o han sido despedidos, hay quienes dejaron empresas como Walt Disney, Siemens AG y Marriott International. Toda esta controversia también llevó a la empresa de videojuegos Riot Games a cortar lazos con los impulsores de esta megaciudad y no encargarse de su patrocinio.

 

The Line supuestamente funcionará con energía 100% renovable y priorizará la naturaleza, la salud y el bienestar. Crédito: Neom.

 

Conseguir financiación y otros grandes desafíos

 

Más allá de toda la polémica que ha levantado este megaproyecto, aún no se han hecho públicos múltiples detalles sobre la construcción y el funcionamiento de The Line. Detrás de esas promesas tan ambiciosas, hay múltiples desafíos técnicos y económicos. Pese a que Arabia Saudí disfruta de ingresos inesperados por los altos precios del petróleo, no ha tenido mucho éxito en la atracción de recursos financieros e inversiones de gobiernos y empresas extranjeras, según el medio The New Arab.

Una evaluación inicial del proyecto, a la que ha tenido acceso The Wall Street Journal, concluye que la ciudad tendría que construirse en etapas, algo que podría llevar hasta 50 años. En ella, los empleados de Neom muestran algunas preocupaciones. Por ejemplo, consideran que tras la pandemia, probablemente algunas personas no quieran vivir en un entorno de gran altura. También subrayan que el tamaño de este gigantesco rascacielos puede alterar la dinámica del flujo de agua subterránea en los wadis (un valle o río seco por el cual solo discurre agua en la temporada de lluvias) del desierto y restringiría el movimiento de aves y otros animales.

A la espera de ver si Arabia Saudí es capaz de afrontar todos estos desafíos, The Line es un ejemplo más de la fuerte apuesta de grandes naciones por las ciudades inteligentes equipadas con las últimas tecnologías. No sería la primera vez que el país abandona un proyecto codicioso. Por ejemplo, durante el último auge petrolero, planeó construir el rascacielos más alto del mundo , pero el proyecto finalmente se suspendió. No obstante, si finalmente logra construir The Line, hay algo claro: será una ciudad única en el mundo.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

  • Sostenibilidad
  • Rascacielos
  • Con acento Sacyr

Los contaminantes de preocupación emergente: la amenaza difusa

La contaminación del medio ambiente es uno de los mayores problemas ambientales actuales, que junto al cambio climático amenaza especies y ecosistemas y ponen en riesgo la vida en el planeta. La contaminación de las aguas supone adicionalmente un problema aún más grave.

Domingo Zarzo /

Director de Innovación y proyectos estratégicos de Sacyr Agua

 

La contaminación de las aguas supone un problema grave debido a que 800 millones de personas carecen de servicios básicos de agua y 2.200 millones no tienen un suministro seguro y accesible, y 3.600 millones de personas carecen de saneamiento. 

Frente a los vertidos accidentales o puntuales de contaminantes en altas concentraciones, más preocupante aún es la contaminación difusa producida por miles de compuestos cuyos efectos son poco conocidos y que se encuentran muy extendidos en el medio ambiente en concentraciones muy bajas.

Muchas de estas sustancias son tóxicas o cancerígenas, se acumulan en las grasas de distintas especies, sedimentos marinos y de ríos y lagos (bioacumulación), se van incrementando a lo largo de la cadena trófica (biomagnificación) y pueden tardar muchos años en descomponerse (son persistentes).

Aunque la conciencia sobre el problema de la contaminación no es nueva, en la actualidad nos enfrentamos a algunos retos relativamente recientes (o al menos somos más conscientes de ellos); los micro y nanoplásticos, las superbacterias y los microorganismos resistentes a los antibióticos y los contaminantes de preocupación emergente (CPEs), que trataremos en más profundidad.

Los contaminantes de preocupación emergente son compuestos que se han detectado en las aguas recientemente (previamente desconocidos o no reconocidos como contaminantes) y sobre los cuales hay preocupación acerca de sus efectos sobre la salud y el medio ambiente, ya que no son bien conocidos.

Se trata de distintas familias de compuestos que incluyen medicamentos y productos farmacéuticos (¡pensemos en la cantidad de ibuprofeno o paracetamol que puede llegar al agua!), productos de cuidado personal, pesticidas, drogas de abuso (sí, se detecta por ejemplo cocaína en las aguas residuales), esteroides y hormonas, hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAHs), etc. 

 

 

Últimamente también se está poniendo el foco en los PFAS (sustancias perfluoroalquiladas) que se usan en productos textiles y domésticos, lucha contra incendios, procesado de alimentos, construcción, industria, electrónica, etc. y que suelen encontrarse con más frecuencia en el agua, en pescados, frutas, huevos y productos derivados del huevo.

 ¿Y por qué nos preocupan? Porque…


    Pueden acabar en las fuentes de agua potable y ser un peligro para la salud y el medioambiente
    Algunos son cancerígenos
    Algunos son disruptores hormonales
    No hay regulación ni concentraciones máximas para su vertido en todos los casos, ya que ni siquiera hay una lista definitiva y esta sigue creciendo
    Muchos son productos de consumo habitual (antibióticos, medicamentos diversos, hormonas, drogas de abuso, etc.)
    La lista de compuestos puede ser casi infinita y su detección y tratamiento es caro


¿Cómo entran en el medio ambiente?


La mayor parte de estos compuestos se incorporan al medio ambiente y al agua desde las aguas residuales, los lixiviados de RSU, los drenajes agrícolas, residuos y vertidos industriales y la aplicación de lodos de depuradoras.


¿Cómo los analizamos?


Su análisis requiere de técnicas de concentración y extracción en fase sólida o líquida (ya que se encuentran a concentraciones muy bajas) y análisis por técnicas como la cromatografía líquida o de gases acoplada a espectrometría de masas (GM-MS / LC-MS) o ICP-Masas para compuestos inorgánicos y metales, por lo que se trata de análisis caros, lo que dificulta su determinación.

Por ello en la actualidad se están haciendo esfuerzos en hacer listas de compuestos que sean representativos y más frecuentes y sirvan de indicadores de la presencia de familias de compuestos sin tener que analizarlos todos individualmente.

Las concentraciones en que se encuentran en el agua pueden ser tan bajas como partes por millón o por trillón, lo que dificulta su análisis y el estudio de sus efectos sobre el medio ambiente o los organismos vivos. Para hacernos una idea de la pequeña magnitud de la que hablamos, un investigador español decía que era tan difícil analizar contaminantes a esas concentraciones como encontrar la gorra del capitán del Titanic dentro de su barco.


¿Y cómo podemos eliminarlos?


Aunque estas concentraciones tan bajas hacen difícil incluso su detección, contamos con una batería de tratamientos para su eliminación que incluyen procesos biológicos, de adsorción sobre carbón activo, procesos de oxidación avanzada o tratamientos de membrana como la ósmosis inversa. Cabe destacar que los procesos de adsorción o membranas no son destructivos y los que lo son pueden producir sustancias aún más tóxicas que las originales, lo cual representa otro problema adicional.

 

 

Además de estos contaminantes de preocupación emergente, se han utilizado en las legislaciones otras listas de contaminantes como la de sustancias peligrosas, las sustancias prioritarias y las sustancias peligrosas prioritarias, que incluyen plaguicidas, metales pesados, compuestos organoclorados, hidrocarburos aromáticos y otros. 

Uno de los más conocidos de estos plaguicidas, el DDT, tuvo una historia de éxito y caída en desgracia, pasando de ser aplaudido por salvar miles de vidas en la Segunda Guerra Mundial e incluso a la concesión de un premio Nobel, hasta su prohibición total y aparición en todas las listas de contaminantes peligrosos. 

 

Fuente: elaboración propia


¿Tenemos una regulación especial para estas sustancias en Europa?


Sí, ¡y además se trata de legislaciones muy recientes!

El Reglamento (UE) 2020/741 relativo a los requisitos mínimos para la reutilización del agua para agricultura contempla requerimientos adicionales sobre metales pesados, plaguicidas, productos farmacéuticos y otras sustancias de preocupación emergente entre los que se incluyen microcontaminantes y microplásticos.

La nueva regulación de aguas potables (Directiva 2020/2184) relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano también ha introducido una lista de observación para compuestos emergentes, productos farmacéuticos y microplásticos.

Igualmente la Comisión Europea aprobó en mayo de 2021 el Plan de Acción “Hacia una contaminación cero del aire, del agua y el suelo”, que entre otros objetivos para 2030 incluye los siguientes:


○    Mejorar la calidad del agua, reduciendo los residuos, los desechos plásticos en el mar (en un 50%) y los microplásticos liberados en el medio ambiente (en un 30%)
○    Mejorar la calidad del suelo, reduciendo las pérdidas de nutrientes y el uso de plaguicidas químicos en un 50%


¿Y Sacyr ha realizado alguna acción o investigación sobre contaminantes emergentes?


¡Desde luego!

Sacyr ha realizado varios proyectos de investigación relacionados con el estudio y eliminación de contaminantes emergentes, como un estudio realizado en la EDAR de La Franca (Asturias) donde se ensayó la eliminación de contaminantes emergentes en un filtro verde, con muy buenos resultados para algunos de los compuestos estudiados (por ejemplo se produjo una gran eliminación de cafeína).

En la actualidad, en el marco del proyecto Misiones-SOS-AGUA XXI financiado por CDTI con fondos Next Generation y liderado por Sacyr Agua, una de las líneas de investigación trata sobre el análisis y tratamiento de contaminantes de preocupación emergente en aguas residuales y lodos que vayan a ser utilizados en agricultura, así como su efecto sobre suelos y cultivos.

Igualmente, Sacyr diseñó y construyó hace unos años el tratamiento terciario para la EDAR de La Gavia, en Madrid, del Canal de Isabel II, que, con un caudal de diseño de 1,5 m3/s es una de las mayores instalaciones con oxidación avanzada (ozono/agua oxigenada/radiación ultravioleta) de España.

Para finalizar, recomendación.

Todos podemos hacer algo por nuestra parte, usando los medicamentos con prudencia y sólo cuando sean estrictamente necesarios, usando productos de cuidado personal que sean biodegradables y en la menor cantidad posible, usando plaguicidas ecológicos o que no dañen el medio ambiente y ¡nada de drogas!
En otra ocasión hablaremos de los micro y nanoplásticos, que merecen un capítulo aparte.

  • Aguas contaminadas con metales

El Antonov An-225 tiene una longitud de 84 metros y una altura de 10,2 metros. Crédito: Wikimedia Commons.

  • Tungsteno

Así se construyó (y destruyó) el avión más grande del mundo

La invasión de Ucrania ha acabado con una de las joyas de la aviación mundial. Un ataque ruso destruyó en febrero el Antonov An-225, un logro de la ingeniería humana. Así aspiran sus propietarios a reconstruir el avión más grande del planeta

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

El avión más grande del mundo, el Antonov An-225, ha sido destruido durante la invasión rusa a Ucrania. Además de ser la aeronave de carga más pesada jamás llevada a los cielos, ha sido protagonista de exhibiciones aéreas en Canadá, Gran Bretaña y EE UU y ha transportado todo tipo de mercancías: de locomotoras a satélites pasando por aviones, camiones, comida o medicinas. De hecho, batió el récord de volumen de carga al transportar material médico en plena pandemia de Covid-19. Analizamos la historia de este avión gigantesco, equipado con seis motores y 32 ruedas, que ostenta decenas de Récords Guinness, y cómo sus propietarios planean ahora reconstruirlo.

 

Un avión legendario

 

La historia del An-225 comienza en las décadas de 1960 y 1970, cuando la Unión Soviética se encontraba en plena carrera espacial con Estados Unidos. Este avión llamado Mriya, o "sueño" en ucraniano, se fabricó en la República Socialista Soviética de Ucrania. El objetivo era que transportara el cohete portador Energía y el transbordador Burán entre instalaciones espaciales de la antigua Unión Soviética. Este gigante de los cielos despegó por primera vez en 1988 y sirvió de inspiración para el eslogan de Antonov Airlines: "Ningún otro nombre tiene más peso".

Además de ser el avión más pesado jamás construido, también fue el de mayor envergadura en servicio (unos 88,4 metros). Propulsado por seis motores turboventiladores, tiene una longitud de 84 metros, una altura de 10,2 metros y una carga útil máxima de 250 toneladas, que puede transportarse en el interior o en la espalda. O lo que es lo mismo, el peso de 250 coches o 5.000 ruedas de camión. El An-225 entró en servicio comercial en 2001. Desde entonces, ha volado por todo el mundo transportando cargas como transformadores eléctricos y generadores de energía móviles.

También se ha utilizado para mover suministros durante algunas crisis humanitarias. Tras el terremoto de Haití de 2010, llevó material al país vecino República Dominicana. Durante los primeros días de la pandemia de Covid-19, también se utilizó para transportar suministros médicos a las áreas afectadas. El avión transportó 100 toneladas de medicamentos, reactivos para pruebas de laboratorio, mascarillas médicas y otros medios de protección que representaban un volumen de 1.000 metros cúbicos.

 

El Antonov An-225 tiene una carga útil máxima de 250 toneladas, que puede transportarse en el interior o en la espalda. Crédito: Antonov.

 

El ‘sueño’ se vio truncado

 

El avión debía permanecer en funcionamiento hasta al menos 2033, según sus creadores. Pero la invasión rusa de Ucrania truncó estos planes. La aeronave estaba estacionada en un aeródromo cerca de Kiev cuando el 27 de febrero de 2022 fue atacada por "ocupantes rusos", según informaron las autoridades ucranianas“La nariz del avión quedó completamente destruida, aparentemente víctima de un impacto directo de artillería”, afirma el periodista de la CNN Vasco Cotovio, que estuvo más adelante en el lugar de los hechos. También se produjeron daños graves en las alas y alguno de los motores. Aunque la parte del extremo de la cola “se salvó de grandes impactos, tiene algunos agujeros causados ​​por metralla o balas”.

Al recibir la noticia, varios usuarios mostraron su consternación en redes sociales. “¡Siempre serás recordado! ¡Rendimos homenaje al transportador más grande del mundo!”, afirmó el bloguero experto en aviación Sam Chui en Twitter. No hay un avión igual que el An-225. Aunque la intención de los soviéticos en la década de los 80 era construir tres aviones, su enorme tamaño, la complejidad técnica y el coste económico hizo que sólo se completara uno. La empresa Antonov empezó la construcción de un segundo avión, pero nunca lo terminó.

Las autoridades ucranianas ha anunciado su intención de reconstruir el avión: “Cumpliremos nuestro sueño de una Ucrania fuerte, libre y democrática”. La compañía de defensa estatal ucraniana Ukroboronprom, que administraba el Antonov, estima que la restauración del avión costará más de 3.000 millones de dólares y llevará más de cinco años. En un principio, su objetivo era que los gastos fueran cubiertos por la Federación Rusa, “que ha causado daños intencionales a la aviación y al sector de carga aérea de Ucrania”, según indicó en febrero en un comunicado.

 

La aeronave estaba estacionada en un aeródromo cerca de Kiev cuando el 27 de febrero de 2022 sufrió un ataque ruso. Crédito: Wikimedia Commons.

 

El desafío de reconstruir el avión

 

Reconstruir un avión de tales dimensiones y características es un desafío muy ambicioso. Andrii Sovenko, ingeniero y experto en aviación que ha trabajado para Antonov desde 1987 y ha volado en el An-225 como parte de su tripulación técnica, destaca que los sistemas y equipos a bordo del avión han sido dañados de forma crítica"Restaurarlos será lo más difícil porque la mayoría de los diversos sistemas eléctricos, bombas y filtros utilizados en el An-225 son de la década de 1980”, señala. Algunos de estos equipos ya no se fabrican, por lo que es poco probable que se puedan reconstruir exactamente como estaban.

El experto considera que “es imposible hablar sobre la reparación o restauración de este avión”. “Sólo podemos hablar de la construcción de otro Mriya, utilizando componentes individuales que se pueden rescatar de los restos y combinándolos con los que, en la década de 1980, estaban destinados para la construcción de un segundo avión", afirma.

La compañía Antonov asegura que algunos agregados básicos para el fuselaje de la nueva aeronave están disponiblesPero subraya que el nuevo Mriya debe cumplir con los estándares de aeronavegabilidad actuales y futuros. Esto “requerirá una gran cantidad de trabajos de diseño e ingeniería, selección y compra de componentes apropiados y programas de prueba”. “La cantidad de financiación y la posibilidad de utilizar los componentes del An-225, que fue destruido por las tropas rusas, serán determinadas por una comisión especial”, afirma la compañía.

 

Los propietarios del Antonov An-225 aspiran a reconstruir el avión. Crédito: Wikimedia Commons.

 

Aún es pronto para saber si finalmente el Mriya podrá ser reconstruido. Los creadores de este avión legendario esperan contar con asistencia técnica y financiera internacional, además de con la participación de las empresas líderes de la industria de la aviación mundial. Lo que está claro es que aún queda mucho camino por recorrer antes de ver despegar esa reconstrucción: de momento es un nuevo “sueño”, haciendo honor al nombre original en ucraniano del mayor avión que jamás ha volado sobre la Tierra.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

  • Aviones
  • Servicios

Fomentamos el uso de áridos reciclados en construcción y demolición 

Valoriza y Surge Ambiental (Sacyr Green) lideran un proyecto que busca dar solución a los residuos procedentes de la construcción y demolición llamado Valrec.

Valrec es un proyecto enfocado a potenciar la economía circular y a mejorar la recuperación y reciclabilidad de estos materiales evitando las elevadas tasas de vertedero vigentes.

Valrec es un proyecto de economía circular financiado por la Comunidad de Madrid (CAM) para potenciar el uso de los residuos de construcción y demolición (RCD), integrado por nueve empresas y tres centros de Investigación.

“El proceso ahora es muy lineal. Se extraen áridos de las minas, se fabrica el hormigón, se mezclan con otros elementos en la fase de desmantelamiento y se llevan a vertedero mezclados. El proyecto Valrec y sus integrantes buscan cambiar el proceso hacia un sistema de economía circular haciendo énfasis en la necesidad de fomentar el uso de áridos reciclados, la segregación en origen y la digitalización”, explica Juan Diego Berjón, jefe de servicio de tratamiento de residuos de Surge Ambiental.

El Real Decreto 646/2020, de 7 de julio, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero, establece tres tipos de residuos: inerte, peligroso y no peligroso. La nueva Ley de residuos incrementa la fiscalidad en todos los residuos a la hora de su reciclaje. Sin embargo, en la actualidad, la opción de la eliminación es en muchos casos más ventajosa que el reciclaje.

Con el proyecto Valrec queremos darle un valor a los residuos y evitar el vertedero. Un residuo inerte no se debe verter en un vertedero, se puede reciclar al 100%, el problema actual es el modelo de gestión de residuos de construcción en el que la opción del vertedero es la más barata, ya que no implica la separación de residuos, se mezcla todo y se tira”, explica Juan Diego.

 

 

Por otro lado, el árido natural no está grabado en España, pero es un recurso limitado. Si no reciclamos y extraemos áridos naturales de los residuos, nos acabaremos quedando sin este recurso natural. 

Ahora, la nueva nueva Ley 7/2022 de residuos y suelos contaminados para una economía circular, favorece la economía circular ya que obliga a reciclar un 10% del residuo generado. El proyecto Valrec busca hacer énfasis en esa situación.

“Los residuos son y contienen productos y subproductos, hasta ahora no queríamos verlo, pero las materias primas son finitas por lo que podríamos tener problema de suministros en el futuro. Por ello, es tan importante separar los residuos y extraer las materias primas para poder reciclarlas y revalorizarlas”, explica Berjón.

En la Comunidad de Madrid hay una gran cantidad de áridos reciclados que no tienen demanda y que, a día de hoy, acaba en el vertedero. Por ello, Valrec se presenta como una solución idónea para dar respuesta a este reto, generando tejido industrial y empleo verde en torno al reciclaje de RCD. 

El consorcio del proyecto Valrec lo forman Surge Ambiental y Valoriza —ambas del Grupo Sacyr—, Allgaier Mogensen, Adcore, Sika, Sodira, Hormicruz, Kolokium y Green Building Council España (GBCe). Además, cuenta con el apoyo del centro de investigación y desarrollo tecnológico Tecnalia, del Instituto Eduardo Torroja de Ciencias de la Construcción (IETcc) y de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). 

El proyecto tiene un presupuesto de ejecución de 5 millones de euros y tiene una duración de 24 meses. Valrec está subvencionado en el marco de la convocatoria de ayudas de 2020 para contribuir a la mejora de la cooperación público-privada en I+D en áreas de importancia estratégica para la económica madrileña sobre proyectos tractores elaborados por núcleos de innovación abierta —hubs de Innovación—, dentro de la Estrategia Regional de Investigación para una Especialización Inteligente —RIS3—.

  • Residuos
  • Construcción
  • Infraestructuras

Tunel 4.0, un “Google Maps” en procesos de excavación

Nuestro proyecto Tunel 4.0 tiene como objetivo la mejora del proceso constructivo de túneles a través de cuatro líneas de actuación.

Nuestro proyecto Tunel 4.0, tiene como objetivo la mejora del proceso constructivo de túneles a través de cuatro líneas de actuación: empleo de la tecnología LiFi (Light Fidelity) en el envío de voz y datos a través de la iluminación del túnel; la sensorización de la maquinaria para el análisis predictivo del mantenimiento y monitorización de la máquina; el desarrollo de sistemas de posicionamiento en tiempo real de la excavación; y el desarrollo de aplicaciones web para automatizar el cálculo del RMR.(calidad de la roca).

Línea Retro

En los procesos de obra de excavación de túneles, el operario que lleva la excavadora normalmente suele tener poca visibilidad a la hora de hacer su trabajo, por lo que depende en gran medida del topógrafo para que le indique la línea de excavación.

Conscientes de este problema, Cavosa, a través de Tunel 4.0, ha creado una especie de Google Maps durante la excavación para que el operario sepa dónde está en cada momento con el objetivo de reducir las sobreexcavaciones que se producen en la ejecución de los túneles ”, explica Pablo García del Campo, director técnico de Cavosa.

Los excesos que se producen en la excavación del túnel, redundan en un incremento del tiempo de excavación, incremento del volumen de material a desescombrar e incremento del volumen hormigón de sostenimiento y revestimiento a colocar.

 

 

Línea RMR

El RMR es un parámetro que nos indica la calidad del macizo rocoso que estamos excavando y que es la base para la elección del sostenimiento, de la longitud de pase y de la estabilidad del túnel sin sostenimiento. El RMR se debe medir tras la finalización de cada pase. 

La labor del cálculo del RMR es una de las labores más peligrosas y complicadas para el geólogo ya que la presencia en el frente del túnel supone un riesgo y la medición manual de la separación entre fracturas del frente es una tarea laboriosa.

Por ello, Sacyr ha desarrollado una aplicación web y una móvil para ser capaces de reconocer la mayoría de los parámetros, automatizar el cálculo y aumentar la seguridad del personal.

 

 

“Gracias al desarrollo de este programa, tomando simplemente una fotografía, y aplicando  una serie de filtros, vamos a poder  definir, detallar y medir con precisión cada una de las fisuras del frente de excavación, para calcular por ejemplo uno de los parámetros característicos del RMR, reduciendo el tiempo de exposición de los operarios y aumentando su seguridad”, explica Miguel Martín Cano, Gestor de Proyectos Innovación y Conocimiento de Sacyr Ingeniería e Infraestructuras. 

Este proyecto ha dado como resultado el desarrollo de unos equipos y aplicaciones que ya se están utilizando en las obras que tenemos en este momento en marcha.

  • Túneles

Mary Anderson inventó un limpiaparabrisas operado por una manija desde dentro del vehículo.

  • Tungsteno

El limpiaparabrisas y otros inventos creados por mujeres

Un día Mary Anderson iba en tranvía y observó que el conductor tenía que limpiar la nieve del cristal cada dos por tres. Se le ocurrió crear una solución: una escobilla activada desde dentro del vehículo para quitar la nieve. Analizamos cómo nació el limpiaparabrisas y otros grandes inventos liderados por mujeres.

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

La precursora del wifi fue una mujer. También quien hizo posible que el hombre llegara a la Luna y quien supervisó la construcción del puente de Brooklyn. Tras analizar la vida y obra de cuatro ingenieras que hicieron historia y de arquitectas que rompieron los moldes, investigamos ahora grandes inventos que han sido creados por mujeres: del limpiaparabrisas a la nevera moderna pasando por las bengalas luminosas marítimas y las jeringas usadas con una sola mano.

 

Las bengalas luminosas marítimas

 

Cuando sólo tenía 16 años, Martha Jane Hunt Coston (1826 – 1904) se fugó con su pareja, Benjamin Franklin Coston, que era un joven inventor prometedor. En los años siguientes, Franklin perfeccionó algunos cohetes explosivos y creó un nuevo tipo de cebador para piezas de artillería. También desarrolló un gas basado en colofonia (una resina de coníferas) y empleado con mucho éxito en la iluminación comercial y doméstica —tanto en hoteles, como en faros, barcos de vapor, cabañas o iglesias—. La continua exposición a humos tóxicos hizo que Franklin falleciera en 1848, dejando a Coston viuda y con cuatro hijos pequeños.

Poco después de su muerte, la joven comenzó a revisar los papeles de su esposo. “Encontré un gran sobre que contenía papeles y un plan de señales hábilmente dibujado para ser utilizado en el mar, de noche, con el mismo propósito de comunicación que las banderas se utilizan durante el día”, cuenta la estadounidense en su autobiografía. Fue entonces cuando Coston se puso a estudiar y perfeccionar el proyecto de su esposo, que estaba en una etapa muy preliminar. El objetivo final era crear una bengala que, al explotar, diseminara llamaradas de varios colores en una determinada combinación que expresara un código de comunicación. Como la inventora carecía de formación técnica y científica, se vio obligada a hacerse pasar por un hombre y contactar con expertos en química y pirotecnia.

Durante mucho tiempo, las bengalas fueron difíciles de hacer y usar, las luces no duraban lo suficiente para ser detectadas de barco a barco o desde tierra y las carcasas no resistían las condiciones del mar. Pero, finalmente, Coston consiguió registrar una patente para este sistema de señales pirotécnicas nocturnas en varios países. Creó así un aparato capaz de emitir varias señales, cuyo código de comunicación era un “alfabeto” formado por diez números (del 0 al 9) y dos letras (P y A). Las luces podían verse a una distancia de unos 40 kilómetros. Estas bengalas fueron usadas durante la guerra de Secesión estadounidense —que duró de 1861 a 1865— y, más tarde, por el Servicio de Salvamento de los Estados Unidos. La inventora también vendió sus señales a marinas, cargadores y clubes náuticos de todo el mundo.

 

Martha Jane Hunt Coston creó un sistema de bengalas para comunicarse en el mar de noche. Crédito: Oficina Española de Patentes y Marcas / Wikimedia Commons.

 

Las jeringas que se pueden usar con una mano

 

Entre las mujeres más influyentes en el campo de la medicina, destaca Letitia Mumford Geer. Esta enfermera estadounidense patentó en 1899 la primera jeringa médica que podía utilizarse con una sóla mano. Este invento está compuesto por un cilindro, una varilla de pistón, un mango y una boquilla. Además, fue la primera jeringuilla que contenía partes de vidrio. El vástago del pistón tenía un mango en forma de U para facilitar el agarre y evitar que las manos se deslizaran al utilizarla.

“El operador debe insertar la boquilla en el recto y sostener el cilindro colocando los dedos de la misma mano en el brazo rígido del mango”, indica la patente. Una de las grandes ventajas de este invento es que tanto los médicos como los pacientes podían utilizarla por sí sólos: “El mango se puede colocar en una posición cercana al cilindro mientras se inyecta el medicamento con el uso de una mano, lo que permite al operador usar la jeringa sobre sí mismo sin la ayuda de un asistente”. Las jeringas modernas están inspiradas en la jeringa de Mumford, que era fácil de usar y barata y podía utilizarse para inyecciones rectales y fines similares.

 

Las jeringas anteriores al invento de Mumford tenían que usarse con dos manos. Crédito: Unsplash.

 

El limpiaparabrisas

 

En 1902 Mary Anderson visitó Nueva York. "Iba en un tranvía, estaba nevando y observó que el conductor tenía que salir y limpiar continuamente el parabrisas", cuenta a la Radio Nacional Pública (NPR, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos Sara-Scott Wingo, sobrina bisnieta de AndersonAl ver que esto provocaba retrasos, se le ocurrió una posible solución: ¿podría una escobilla limpiar el cristal sin que el conductor saliera del tranvía? Así fue cómo nació el limpiaparabrisas.

La estadounidense volvió a Birmingham, hizo un boceto de su dispositivo, lo describió y solicitó una patente. En ella, explicaba que este aparato debía ser operado por una manija dentro del vestíbulo del automóvil y ser fácilmente removible, "no dejando nada que estropee la apariencia habitual del automóvil durante el buen tiempo", según indica la patente.

La inventora intentó convencer a algunas empresas para que fabricaran este dispositivo en los automóviles emergentes. Pero fracasó. “Lamentamos decir que no consideramos que tenga un valor comercial tal que justifique que emprendamos su venta”, afirmaba en una carta la compañía Dinning and Eckenstein. Hubo quienes incluso se burlaron del invento de Anderson, ya que consideraban que distraería al conductor y provocaría accidentes. Pese a ello, con el paso de los años los limpiaparabrisas se volvieron imprescindibles en todo tipo de vehículos y Anderson finalmente obtuvo algo de reconocimiento al ser incluida en 2011 en el Salón de la Fama de los Inventores de Estados Unidos.

 

Con el paso de los años, los limpiaparabrisas se volvieron imprescindibles en todo tipo de vehículos. Crédito: UntoldEdu / Youtube.

 

El primer refrigerador moderno

 

Mientras que los chinos cortaban y almacenaban hielo alrededor del año 1000 a. C., los egipcios y los indios aprendieron 500 años después a dejar las ollas de barro en el exterior durante las noches frías para hacer hielo. Si hoy en día parece impensable pensar en una casa sin nevera, no se puede hablar de uno de los electrodomésticos más utilizados del planeta sin mencionar a Florence ParpartEsta estadounidense fue la creadora de la versión moderna del frigorífico en 1914.

Para mejorar la conservación de algunos alimentos, aprovechó que a principios del siglo XX la electricidad cada vez se usaba más en Estados Unidos. Aunque las hieleras ya eran un electrodoméstico de cocina común y había quienes habían intentado crear refrigeradores eléctricos sin mucho éxito, esta nueva tecnología era capaz de conservar y enfriar alimentos de manera mucho más efectiva. Con el tiempo, este tipo de refrigerador se volvió casi tan omnipresente en los hogares estadounidenses como la electricidad misma. Unos años antes, en 1900, Parpart también había registrado una patente por una máquina de limpieza de calles bastante mejorada, que acabó en varias ciudades de Estados Unidos.

 

A lo largo de la historia se han utilizado distintos métodos para mantener la comida y la bebida fría. Crédito: Adam Ragusea / Youtube.

 

Aparte de las bengalas luminosas marítimas, las jeringas de una sola mano, el limpiaparabrisas y el primer refrigerador moderno, hay muchos otros inventos liderados por mujeres. Es el caso de los cristales antirreflectantes, los pañales desechables, las conservas y el libro electrónico. Las dificultades para acceder a la educación y el rechazo social al que han sido sometidas durante siglos millones de mujeres no han impedido que se conviertan en artífices de grandes artilugios.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

  • Innovación y tecnología
  • Inventos

El suministro de algunos alimentos pende de un hilo debido a la invasión de Ucrania. Crédito: Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

  • Tungsteno

Las claves para evitar una crisis alimentaria mundial

La invasión de Ucrania ha ayudado a avivar una crisis alimentaria mundial que podría durar años si no se controla, según Naciones Unidas. Mientras que millones de personas ya sufren sus consecuencias, varias potencias buscan en la tecnología la forma de combatir el hambre que sigue a las guerras.

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

La invasión rusa de Ucrania ha puesto al planeta al borde de una crisis alimentaria mundial sin precedentes. La situación, avivada por la pandemia de covid-19, el aumento de los precios de los combustibles y el cambio climático, podría dar lugar “al infierno en la Tierra si no se responde de inmediato”, según David Beasley, director del Programa Mundial de Alimentos es un programa de la Organización de las Naciones Unidas. Analizamos la magnitud real del problema y cómo la tecnología promete ayudar a paliar esta crisis.

Una amenaza al suministro mundial de alimentos

Incluso antes de que empezara la invasión de Ucrania, los precios de alimentos y fertilizantes estaban alcanzando máximos históricos. “Entre 2019 y marzo de 2022, los precios de los cereales aumentaron un 48%, los de los combustibles, un 86% y los de los fertilizantes, un 35%”, explicaban en The Conversation Derek Headey y Kalle Hirvonen, investigadores del Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI). Según el Banco Mundial, el 29 de julio de 2022, el índice de precios agrícolas era un 19% más alto que en enero de 2021. Los precios del maíz y el trigo aumentaron un 16% y un 22%, respectivamente, en el mismo periodo.

Ucrania y Rusia producen un total combinado del 14% del trigo del mundo y el 30% de las exportaciones, además del 60% del aceite de girasol, según un editorial publicado en la reputada revista científica Nature. Rusia es artífice además del 13% de los fertilizantes mundiales y el 11% de las exportaciones de petróleo.

La invasión rusa de Ucrania ha puesto al mundo al borde de una crisis alimentaria mundial sin precedentes. Crédito: The Economist.

Impacto catastróficos para los más vulnerables

El suministro de estos y otros productos pende de un hilo debido a la situación en la que se encuentran los agricultores de Ucrania y a las suspensiones de Rusia de exportaciones y fertilizantes. Otros países también se han visto obligados a restringir las exportaciones de alimentos, lo que contribuye a la inflación. Con el respaldo de la ONU, Ucrania y Rusia han llegado a un acuerdo para crear un corredor y así hacer llegar el grano atrapado en Ucrania a los puertos a los mercados globales sin ser atacados por la armada rusa. Los primeros barcos con grano zarparon de los puertos ucranianos del Mar Negro durante la primera semana de agosto.

El impacto de esta crisis puede ser especialmente catastrófico para algunas de las personas más pobres y vulnerables del mundo. Al menos 26 países, entre los que se incluyen Somalia, Senegal y Egipto, dependen de Rusia o Ucrania para obtener entre el 50% y el 100% de su trigo. Los investigadores del IFPRI afirman que, además, los agricultores de muchas partes de África luchan por acceder a los fertilizantes, incluso a precios inflados, debido a problemas de transporte y cambio de divisas. “Si la guerra continúa, muchos países que ya tienen una deuda pandémica podrían verse obligados a pedir prestado más para subsidiar los alimentos básicos, creando más dificultades”, indica el editorial publicado en Nature.

Ucrania y Rusia han intentado llegar a un acuerdo para poner fin al bloqueo de la exportación de cereales ucranios. Crédito: DW News.

Tecnología para paliar la crisis alimentaria

Para paliar la crisis, el Banco Mundial planea invertir 30.000 millones de dólares para fomentar la producción de alimentos y fertilizantes, mejorar los sistemas alimentarios, facilitar el aumento del comercio y apoyar a los hogares y productores vulnerables. En 2021, antes de que se produjera la invasión rusa, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) afirmó que el uso masivo de herramientas tecnológicas puede ayudar a evitar las crisis alimentarias. “Los adelantos en el campo tecnológico y de los datos permiten prever muchas catástrofes antes de que se desaten y causen sufrimiento a las personas”, indicó el organismo.

Ahora múltiples potencias buscan la forma de usar todos los datos de todas estas herramientas tecnológicas para prever e intentar revertir los efectos de la crisis alimentaria. Headey y Hirvonen consideran que “los principales productores de granos deben hacer todo lo posible para aumentar el suministro de alimentos”. Para ello, sugieren resolver los cuellos de botella logísticos, liberar existencias y resistir la tentación de imponer restricciones a la exportación de alimentos.

Los avances tecnológicos prometen ayudar a los agricultores a optimizar sus cosechas y evitar que se produzcan pérdidas de cultivos. Alrededor del 90% de las pérdidas de cultivos se deben a fenómenos meteorológicos y el 25% de esas pérdidas podrían evitarse mediante el uso de modelos predictivos basados ​​en pronósticos meteorológicos en las granjas, según la consultora EOS Intelligence. Además, existen dispositivos que permiten monitorizar constantemente la fertilidad del suelo, las condiciones de temperatura y humedad o el momento óptimo para sembrar y cosechar. También hay aparatos que pueden programar la aplicación de productos químicos en los campos y analizar los requerimientos de riego.

La tecnología puede ayudar a los agricultores a optimizar sus cosechas y evitar que se produzcan pérdidas de cultivos. Crédito: Unsplash.

 

Combatir el hambre que sigue a las guerras

Uno de los desafíos ahora consiste en fijar una hoja de ruta para aumentar la resiliencia de las naciones frente el hambre que sigue a las guerras. Hay quienes consideran que se deben aplicar medidas políticas encaminadas a reducir la dependencia de los países de las importaciones de alimentos. Incluso si eso significa tomar decisiones que pueden perjudicar el medio ambiente. Por ejemplo, según recoge Nature, una alternativa sería la tala de bosques para que se puedan cultivar más cereales y cultivos más cerca de los mercados nacionales.

Por el contrario, otras personas abogan por aprovechar la situación para acelerar la transición hacia un futuro más sostenible. La agricultura intensiva, además de que contribuye a la pérdida de biodiversidad, genera elevadas emisiones de gases de efecto invernadero. Además, un tercio de todos los alimentos producidos a nivel mundial se pierde en la cadena de producción o se desperdicia una vez que llega a los hogares. Algunas tecnologías pueden ayudar a mejorar los métodos de recolección y almacenamiento para reducir estas pérdidas.

Aún hacen falta más investigaciones para determinar el impacto de estas alternativas para combatir el hambre que sigue a las guerras. De momento, millones de personas que viven a kilómetros de distancia de la guerra de Ucrania ya sufren esta crisis de alimentos global. Si el conflicto perdura y no se toman medidas suficientes de forma urgente, las consecuencias pueden ser catastróficas. Algunos economistas calculan que a finales de 2022 podría haber entre 100 y 150 millones de personas más con hambre aguda en el mundo. Tal y como afirma Ertharin Cousin, exdirectora del Programa Mundial de Alimentos de la Organización de las Naciones Unidas, “cada día que pasa, cada temporada de siembra que perdemos, cada oportunidad de trasladar alimentos de una parte del mundo a otra que perdemos, más desafiante se vuelve el problema”.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

  • Agricultura
  • Recursos Naturales

Petra ha atraído el interés de arquitectos, académicos y turistas de todo el planeta. Crédito: Unsplash.

  • Tungsteno

Los secretos de Petra, una maravilla del mundo levantada por nómadas del desierto

Para tallar en paredes de arenisca la antigua ciudad de Petra, protegiendo la vida de los operarios, los nabateos recurrieron a escalones gigantescos en la montaña. Con sus ancestrales técnicas de ingeniería (y seguridad laboral) este pueblo nómada creó en medio del desierto, hace dos milenios, los monumentos de este emblemático tesoro arquitectónico. 

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

Ubicada entre cañones gigantescos, Petra llegó a ser una ciudad muy rica y poderosa que estaba llena de vida, exuberantes jardines, casas ornamentadas y mercados repletos de productos exóticos procedentes de India, Arabia y Egipto. Este emblemático lugar, en el que vivieron hasta unas 20.000 personas y que ha sobrevivido más de dos milenios, fue tallado directamente en la roca en medio del desierto en Jordania. Tras investigar la construcción del Coliseo romano y la Gran Muralla China, analizamos cómo se levantó otra de las siete maravillas del mundo moderno.

Escalones gigantescos para evitar accidentes

Los nabateos, un grupo de nómadas árabes, levantaron Petra entre el siglo I a. C. y el II d. C.. Antes de asentarse en esta ciudad, estos mercaderes se desplazaban de un lugar a otro con sus camellos, ovejas y cabras. Poco a poco se hicieron con el control de las principales rutas comerciales, por las que se trasladaban especias e incienso desde Arabia hasta Egipto y el Mediterráneo. Pese a la ubicación estratégica de Petra, a día de hoy aún es un misterio por qué los nabateos finalmente abandonaron sus tiendas de piel de cabra para construir las grandes casas y monumentos que conforman esta ciudad.

A través de escaneo láser, algunos historiadores han determinado que para levantar estas estructuras, se recurrió a escalones gigantescos en la montaña. De esta forma, no hacía falta que los albañiles estuvieran colgando de cuerdas o en peligro. “Querían asegurarse de que estuvieran a salvo porque eran personas muy hábiles y no eran muchas, nadie quería que murieran moviendo cosas”, cuenta a la revista BBC Science Focus el ingeniero estructural Steve Burrows, que ha trabajado en obras emblemáticas como el Estadio Nacional de Pekín —comúnmente conocido como “el nido del pájaro”—.

Petra llegó a ser una ciudad muy rica y poderosa debido al comercio de productos exóticos procedentes de India, Arabia y Egipto. Crédito: BBC.

Una ciudad tallada en paredes de arenisca

Petra está repleta de tumbas, monumentos, templos, anfiteatros y casas talladas en grandes paredes de arenisca. El diseño de las enormes columnas, las escaleras y las estatuas clásicas ponen de manifiesto la influencia del contacto con Grecia y Roma. Estas estructuras fueron cinceladas a mano en las rocas de color rojo rosado y, más tarde, cubiertas con estuco y pintadas de colores brillantes.

También se recurrió a la arenisca de algunas canteras. Si casi todo el paisaje de Petra está repleto de este tipo de roca, ¿por qué se seleccionaron algunos lugares para las canteras y otros no? En esta decisión, influyeron factores como la distancia de la estructura a construir, la geomorfología, el paisaje y la calidad y tamaño de los bloques, según explica Shaher M. Rababeh en el libro Cómo se construyó Petra: un análisis de las técnicas de construcción de los edificios independientes nabateos y los monumentos excavados en la roca en Petra.

Mover grandes bloques de piedra en un paisaje montañoso puede resultar una auténtica odisea. No está del todo claro qué métodos emplearon los nabateos para hacerlo. Algunos historiadores creen que probablemente los bloques se recortaron lo máximo posible en la cantera y más tarde se movieron en trineos. Además de la arenisca, también se usaron algunos mármoles blancos y grisáceos —importados de fuera de la región—, columnas de granito y madera. En teoría, los nabateos usaban este último material para estabilizar las paredes durante los terremotos, soportar estructuras de techos y construir andamios y encofrados para arcos y bóvedas.

Petra está repleta de tumbas, monumentos, templos, anfiteatros y casas talladas en grandes paredes de arenisca. Crédito: Unsplash.

Canales excavados en la roca y tuberías subterráneas

También es posible que estas estructuras fueran, de alguna forma, protegidas de la lluvia, según Burrows. “Allí sólo llueve un corto período de tiempo [cada año], pero muy violentamente. Entonces, ¿qué pasa con la arena y la lluvia? ¡La arena se lava!”, exclama el experto. El agua que caía en estos períodos no sólo no estropeaba las estructuras de esta ciudad, sino que se aprovechaba durante el resto del año gracias a la construcción de “grandes masas de agua en el desierto”.

Los nabateos hallaron la forma de recoger y almacenar este preciado líquido en pleno desierto mediante agujeros herméticos o cisternas. Ocultas bajo tierra, estas cisternas mantenían el agua a salvo tanto de la evaporación como de los enemigos. Un sofisticado sistema de canales excavados en la roca y de tuberías subterráneas transportaba el agua desde estos arroyos estacionales y otros manantiales permanentes para mantener los cultivos fértiles y los jardines a punto.

El agua de la lluvia no sólo no estropeaba las estructuras de Petra, sino que se intentaba aprovechar durante el resto del año. Crédito: Unsplash.

 

Con los nabateos, Petra fue creciendo a la par que lo hacía el comercio. Cuando los mercaderes de todo el mundo pasaban por esta ciudad, dejaban en ella nuevas ideas y algunas señas de la cultura de lugares como Egipto, China y Grecia. Esta ciudad se convirtió así en algo más que un centro de comercio: fue también un centro cultural.

Con el paso de los siglos, Petra pasó a manos de los romanos primero y luego fue parte del Imperio bizantino. Pero a partir del siglo VI d.C., el cambio de las rutas comerciales y algunos terremotos en la zona hicieron que esta emblemática ciudad fuera abandonada. Incluso cayó en el olvido su ubicación. Hasta que en 1812 fue redescubierta por el explorador suizo Johann Ludwig Burckhardt. Desde entonces, además de ser el escenario de múltiples leyendas e historias de ficción, ha atraído el interés de arquitectos, académicos y turistas de todo el planeta. Nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985, se ha convertido en uno de los tesoros arqueológicos más famosos del mundo.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

  • Historia
  • Desierto
  • Construcciones

Ucrania usa las imágenes de satélites para detectar posibles crímenes de guerra. Crédito: Maxar Technologies.

  • Tungsteno

Así combaten los satélites la guerra de Ucrania

Centenares de satélites recopilan desde el cielo información sobre la invasión rusa en Ucrania. Algunos incluso pueden rastrear los movimientos de las tropas durante la noche y detectar tanques escondidos debajo de árboles. Así se utilizan para planificar estrategias, detectar posibles crímenes de guerra y rastrear flujos de refugiados.

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

Desde que comenzó la invasión rusa en Ucrania, los satélites se han convertido en un arma indispensable para los ejércitos, los servicios de inteligencia y los grupos humanitarios. Centenares de imágenes capturadas desde el cielo documentan tanto los movimientos de las tropas como los daños a infraestructuras e incluso los flujos de refugiados. Analizamos cómo se utilizan estos aparatos para valorar la situación sobre el terreno y tomar decisiones estratégicas en el conflicto.

 

Los ‘espías’ del cielo

 

Incluso antes de que las tropas rusas llegaran a Ucrania, los satélites comerciales de vigilancia ya estaban mapeando los planes del Kremlin. En febrero, unos días antes de que Rusia invadiera el país, Putin dijo que las tropas reunidas en la frontera se estaban retirando. Pero, tal y como recoge The Wall Street Journal, las imágenes satelitales decían lo contrario y mostraban, además, que Rusia había construido un puente desde Bielorrusia para que los tanques pudieran cruzar un río y seguir su camino hacia Ucrania. El proveedor de imágenes Planet Labs PBC, que trabaja con el Pentágono, detectó el puente gracias a su flota de aproximadamente 200 satélites que escanea todo el país una vez al día.

Mientras que los satélites del gobierno de Estados Unidos son costosos y puede llevar años construirlos y desplegarlos, los comerciales son relativamente baratos y pueden ofrecer información muy útil. Aunque no ofrecen la misma calidad, tienen una gran ventaja: los datos se pueden compartir fácilmente sin las restricciones de seguridad a las que están sometidos los aparatos de múltiples gobiernos. Además, algunas tecnologías pueden mejorar la calidad de las fotografías capturadas. Por ejemplo, la empresa española Tracasa utiliza aprendizaje profundo para multiplicar por cuatro la resolución de las imágenes de los satélites Sentinel-2 de la Agencia Espacial Europea (ESA), pasando de los 10 metros por píxel en cada imagen a los 2,5 metros por pixel.

 

Algunas tecnologías pueden multiplicar la resolución de las imágenes de los satélites. Crédito: Tracasa.

 

Satélites que vigilan con nubes y en la oscuridad

 

Ucrania se ha beneficiado de la información que recopilan múltiples satélites comerciales de diferentes potencias. Además de capturar imágenes ópticas, algunos pueden ver a través de las nubes y rastrear los movimientos de las tropas durante la noche. Esto es especialmente importante teniendo en cuenta que “Ucrania es un lugar complicado y tiene muchas nubes y operaciones nocturnas”. Así lo afirma Mike Greenley, presidente ejecutivo de la empresa canadiense de tecnología espacial MDA, que señala que algunos aparatos pueden detectar dónde se han movido los vehículos, incluso con mal tiempo, y tanques escondidos debajo de los árboles.

Con toda esta información que viene desde el cielo, a Rusia le ha resultado complicado ocultar sus acciones militares. Aparte de para luchar contra las fuerzas rusas, Ucrania utiliza las imágenes de estos satélites para poner a la opinión pública de su lado al informar de posibles crímenes de guerra y matanzas de civiles, rastrear los flujos de refugiados y detectar fosas comunes en el país. De hecho, algunos grupos humanitarios también utilizan la información recopilada por los satélites para mapear el caos y evacuar a los civiles.

 

Ucrania usa las imágenes para valorar la situación sobre el terreno y tomar decisiones estratégicas en la invasión. Crédito: Maxar Technologies.

 

La contraofensiva rusa

 

Rusia también trata de sacar partido al potencial de los satélites en el conflicto, pero tiene una limitación: según sospechan algunos analistas, lleva tiempo usando una flota pequeña e inadecuada de satélites de vigilancia. Estos aparatos, en algunos casos, dependen de tecnología obsoleta o de piezas importadas que ahora son más difíciles de conseguir debido a las sanciones occidentales. “En principio, Rusia ya está prácticamente ciega en órbita”, explica Bart Hendrix, analista y experto en programas espaciales soviéticos y rusos con sede en Bruselas, a la corporación radiofónica estadounidense Radio Free Europe/Radio Liberty (RFE/RL).

Pavel Podvig, experto en las fuerzas armadas rusas y miembro principal del Instituto de Investigación sobre Desarme de la ONU en Ginebra, señala otro posible problema: el procesamiento de los datos. “Una cosa es tener satélites y otra cosa es poder usarlos. [Rusia] necesita un sistema que le permita transferir rápidamente la información de los satélites a las personas adecuadas para que la procesen y se la transfieran a los responsables, por ejemplo, de la designación de objetivos”, afirma. El hecho de que Rusia tenga algunos satélites todavía volando “no significa que exista tal sistema, y ​​si existe, es difícil decir cómo de bueno o malo es”.

Las principales potencias del planeta son conscientes del potencial de las imágenes recogidas por estos satélites más allá de la invasión de Ucrania. Estos aparatos pueden ser útiles para desentrañar los detalles de todo tipo de conflictos. Ahora, gracias a este tipo de imágenes, los gobiernos ya no pueden realizar acciones militares a gran escala sin que todos lo sepan. Tal y como señala el cofundador y director ejecutivo de Planet Labs PBC , Will Marshall, “nos estamos moviendo hacia una era transparente y responsable a través de estas tecnologías”.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

  • Satélites
  • Servicios

Reforzamos la seguridad en cortes de carril con drones

En Sacyr Conservación hemos realizado una prueba piloto de grabaciones con dron y cámara 360º de operaciones de corte de carril en autovía.

La prevención de riesgos laborales siempre es un tema presente en nuestros proyectos, por lo que trabajamos de manera continua en buscar fórmulas que mejoren los procesos. Por ello, en Sacyr Conservación, hemos realizado una prueba piloto de grabaciones con dron y cámara 360º de operaciones de corte de carril en autovía.

Sacyr Conservación busca reforzar la seguridad en carretera para revisar los procedimientos que se están llevando hasta ahora en cortes de carril para prevenir riesgos de los operarios que hasta ahora podrían pasar más inadvertidos. 

“El corte de carril es una rutina diaria del trabajo en conservación. Es muy crítico en cuanto a seguridad, tanto el momento del montaje como el del desmontaje. El equipo se para en el arcén, hay que bajarse del vehículo, cruzar la calzada con señales pesadas... Nuestro personal está formado y concienciado, pero la rutina nos puede llevar a la relajación y necesitamos un nuevo enfoque en la formación continua en materia de prevención” explica Simón Maestra, delegado zona sur de Sacyr Conservación.

“Hemos hecho las grabaciones con dron y cámara 360º con las que crearemos un contenido para formación. De esta manera nos reunimos con los operarios de diferentes centros de trabajo para analizar y comentar entre todos la operación vista desde fuera. Con este procedimiento creemos que podemos sacar conclusiones muy válidas para minimizar los riesgos”, explica Simón Maestra. 

A través de la realidad virtual creamos experiencias audiovisuales a medida a través de videos 360º que incorporan contenidos multimedia.

 

 

“De esta manera, el espectador es el protagonista de la escena y puede interactuar con ella. Las posibilidades son enormes ya que el trabajador puede visionar la ejecución de las operaciones y de los procedimientos técnicos desde varias perspectivas. Esto permite interactuar con el trabajador para poder emprender acciones de mejora en la ejecutoria, donde pudiera ser necesario. Está bien reinventarse y poner en marcha acciones preventivas”, afirma Marco Antonio García, business partner PRL Sacyr Conservación.

La idea es que se vean los mismos trabajadores, en qué momento cogen la señal, cuándo y cómo cruzan la calzada, cuáles son los puntos más críticos, para que ellos puedan percibir su trabajo visto desde fuera.

Lo hemos hecho en Granada, en la A-44, y tenemos pensado hacerlo en la AP-7, en Castellón. La idea es crear una sesión formativa para todos los centros, para sacar conclusiones y extrapolar a todos. Es decir, crear un proceso formativo general interno de la empresa.  

  • Drones
  • Conservación de carreteras
  • iFridays

Sacyr & Innovación, el binomio inseparable

Como cada año en el mes de junio, nuestro iFriday se centró en conocer la innovación interna. Algunos de los responsables de los proyectos más innovadores y sostenibles de la compañía compartieron el avance y desarrollo de los mismos.

El pasado 24 de junio se celebró el último iFriday antes de las vacaciones de verano, bajo el título: “Sacyr & Innovación, el binomio inseparable”. 

Desde el inicio del 2022, han sido numerosos los agentes innovadores que han inspirado a la compañía.  En los primeros seis meses se habló de innovación en la cocina con Nino Redruello, en febrero visitaron nuestras oficinas algunas mujeres que han desarrollado sus carreras dentro de la rama STEM, en marzo la compañía New Growing System habló sobre agricultura sostenible a través de su director de I+D, Antonio Oliva, el metaverso se trasladó a Sacyr en abril con Yaiza Rubio de Telefónica y en mayo conocimos la importancia de las energías renovables desde Iberdrola de la mano de ¬Gonzalo Sáenz de Miera.

Como cada año en el mes de junio, la sesión se centró en conocer la innovación dentro de Sacyr. Algunos de los responsables de los proyectos más innovadores y sostenibles de la compañía compartieron el avance y desarrollo de los mismos.

 

 

Life HyReward


Patricia Terrero, Responsable de I+D+i de Sacyr Agua, presentó el proyecto Life HyReward. Su finalidad es explorar la generación de energía eléctrica a partir de la salmuera producida en el proceso de desalación para mejorar la sostenibilidad del proceso. El proyecto tiene como objetivo evaluar la viabilidad de un nuevo proceso de desalación más sostenible que combine la ósmosis inversa, proceso de desalación de agua en el que, utilizando membranas que no dejan pasar la sal, se inyecta agua a presión, y la electrodiálisis inversa, que es la generación de energía eléctrica a partir del gradiente salino entre dos disoluciones de diferente salinidad (por ejemplo, agua de mar y agua dulce). 

La integración de este proceso con la tecnología convencional permite mejorar la eficiencia energética del proceso de desalación, gracias a la recuperación de la energía eléctrica contenida en la salmuera que se obtiene a partir del proceso de desalación, previamente a su descarga en el mar, y, por tanto, las emisiones de CO2.

“Aunque nuestro planeta es conocido como el planeta azul, la disponibilidad de agua dulce es muy escasa y tenemos un déficit hídrico importante que además se va a agravar en los próximos años con los efectos del cambio climático. Tenemos que buscar recursos no convencionales para poder garantizar la demanda, utilizando el proceso de desalación para la obtención de agua dulce”, explicó Patricia Terrero. 

El nuevo proceso híbrido pretende ser respetuoso con el medioambiente, generando una energía limpia y totalmente renovable, sin consecuencias negativas para el medioambiente, contribuyendo a la reducción de las emisiones y la mitigación del cambio climático.

 

 

Microuwas-BIO


A continuación, Juan Pablo Antillera, Director Técnico de Tratamiento de Residuos, Sacyr Circular y Paloma Mingo, Gestora de proyectos de I+D de Valoriza, presentaron el proyecto Microuwas-BIO. Se trata de un proyecto cuyo objetivo es el diseño y desarrollo de un nuevo digestor anaerobio, a pequeña escala, para identificar y analizar las poblaciones de microorganismos intervinientes. De esta forma, se consigue un control biotecnológico hasta ahora inexistente. El objetivo final es incrementar el caudal de producción de biogás y su calidad, reducir la cantidad de rechazo que se destina a vertedero y disminuir su reactividad biológica y química. 

El proyecto está centrado en el proceso de digestión anaerobia. El proceso consiste en la degradación de la materia orgánica por acción de los microorganismos, siempre en condiciones de ausencia de oxígeno dando, por un lado, biogás, un gas rico en metano y CO2 que tiene un alto valor energético y, por otro lado, digestato, una parte sólida que, después de someterse a procesos de compostaje se puede usar como compost o para remediar suelos degradados”, aclaró Paloma Mingo. 

“El proyecto tiene dos fases diferenciadas. En cuando a la fase de identificación de microorganismos, llevamos aproximadamente 12 meses tomando muestras de uno de los digestores, que son de digestión anaerobia termófila y que están en un ecoparque en La Rioja, en una de las instalaciones explotadas por Sacyr Circular. Todas las muestras han sido tomadas del mismo digestor para intentar ver cómo evolucionan a lo largo del tiempo, mediante la extracción del ADN de las muestras que se han ido tomando. Los resultados son bastante alentadores, pero también nos dan una idea de la complejidad del ecosistema que hay dentro de los digestores”, concluyó Juan Pablo Antillera.

 

 

Tunel 4.0

 
Por último, la sesión se cerró con Pablo García del Campo, Director Técnico de CAVOSA, y Miguel Martín Cano, Gestor de Proyectos Innovación y Conocimiento de Sacyr Ingeniería e Infraestructuras. Nos hablaron del proyecto Tunel 4.0, una iniciativa que tiene como objetivo la mejora del proceso constructivo de túneles a través de cuatro líneas de actuación: empleo de la tecnología live en el envío de voz y datos a través de la iluminación del túnel; la sensorización de la maquinaria para el análisis predictivo y monitorización de la máquina; el desarrollo de sistemas de posicionamiento en tiempo real de la excavación; y el desarrollo de aplicaciones web para automatizar el cálculo.

Pablo García del Campo habló sobre el control de excavación: “Observamos que el operario no veía con claridad mientras realizaba el proceso de excavaciónEs decir, no tiene una referencia y, en caso de tenerla, ha de esperar a que el topógrafo se la indique, retrasando las labores. El proyecto Túnel 4.0 nace para ayudar a mejorar ese proceso creando una especie de Google maps para la excavadora. De esta forma, los operarios puedan observar en qué posición están en todo momento”. 

Según explicó Miguel Martín, una de las labores más peligrosas y complicadas para el geólogo es la detección de fisuras en una excavación. “Hemos desarrollado una aplicación web y una móvil para ser capaces de reconocer la mayoría de losparámetros, automatizarel cálculo y aumentar la seguridad del personal. Gracias al desarrollo de este programa, tomando una fotografía, se pueden aplicar una serie de filtros que van a definir, detallar y medir cada una de las fisuras y medir su longitud para poder detectarlas con anterioridad”.

  • Agua
  • Gestión de residuos
  • Túneles
  • osmosis inversa
  • Servicios

Caucho reciclado para proteger a los atletas y cuidar las articulaciones

Sacyr Ecorubber, con los granulados que elabora a partir de caucho reciclado de neumáticos fuera de su vida útil, crea pavimentos que absorben impactos de una manera que la persona se dañe lo menos posible.

Las lesiones de los atletas pueden suponer un importante retroceso en su carrera profesional. Por eso, hay que cuidar todos los detalles, también el suelo en el que realizan su actividad física de manera habitual.

Si el suelo amortigua las caídas y la propia actividad física de manera correcta, las articulaciones sufrirán menos y los posibles traumatismos no pasarán de leves. Y eso es lo que pretende Sacyr Ecorubber con los granulados que elabora a partir de caucho reciclado de neumáticos fuera de su vida útil: crear pavimentos que absorban impactos de una manera que la persona se dañe lo menos posible.

Este material, que se utiliza en los pavimentos de seguridad de parques infantiles, tiene propiedades biomecánicas para la actividad física de los atletas.

“Nosotros utilizamos materiales como SBR encapsulado, EPDM o TPV que absorbe impactos. Por eso, lo utilizamos en parques infantiles y también en pistas de atletismo. Estos materiales se realizan con neumáticos fuera de su vida útil. Es auténtica economía circular, ya que se reutilizan el 100% de los componentes de las ruedas: caucho, textil y acero”, explica Diego Ruiz García, responsable comercial de Sacyr Ecorubber. Además, es resistente a los rayos ultravioleta.
 

 

 

“Estos materiales tienen propiedades biomecánicas para los atletas, ya que contienen elastómeros que les aporta elasticidad y hace que absorban mejor los impactos, así las articulaciones sufren menos”, añade Diego Ruiz. “Recientemente lo hemos instalado en un parque de bomberos de San Sebastián de los Reyes, donde practican deporte a diario. Si lo hicieran sobre hormigón, a medio plazo aparecerían lesiones y molestias relacionadas con las articulaciones”, subraya. 

Además, este producto se utiliza de relleno en los campos de césped de fútbol por sus propiedades biomecánicas; en las mezclas bituminosas para hacer carreteras mejorando durabilidad y prestaciones de las mismas; en piscinas y zonas de agua por sus propiedades antideslizantes. Además, se hacen piezas prefabricadas tales como bolardos, topes de aparcamiento, separadores de carril… por sus propiedades anti-impacto. 

“Con las granulometrías más grandes se hacen también bases elásticas, para ponerlas debajo de los parques infantiles, donde el espesor depende de la altura de los juegos infantiles ante una posible caída de un niño, y puede oscilar entre 4 y 16 cm”, explica Diego Ruiz.

 

 

También debajo de ciertos campos de fútbol hay bases elásticas, como en la ciudad de Valdebebas del Real Madrid, ya que buscan preservar la salud deportiva de sus jugadores. En campos de rugby, hockey y deportes de mayor contacto donde las caídas son más habituales son obligatorias en campos homologados.

También, cuenta con propiedades aislantes, por lo que se utiliza además como aislamiento acústico. “Nos lo piden también en gimnasios y en club de crossfit para relleno de sacos de boxeo, tienen propiedades biomecánicas por eso absorben el impacto de los puños”, subraya Diego.

Las propiedades biomecánicas también se emplean en el bienestar animal, por eso se utiliza igualmente en hípicas, para preservar las articulaciones de los caballos. 

 

 

Juegos didácticos y esculturas


En Sacyr Ecorubber también hacen hincapié en la importancia del juego y de la actividad física en la salud y desarrollo físico y mental de nuestros peques, por ello, su pavimento está en muchos parques. 

Este pavimento en muchas ocasiones incluye juegos didácticos tipo rayuela, tres en raya, etc. Además, cumplen otra función, la de utilizarse como material para hacer esculturas. 

“Estamos trabajando en figuras de 2D y 3D de caucho que aportan juego y desarrollo para los niños", subraya Diego. 
 

  • RAR X
  • Neumáticos

Lillian Moller Gilbreth impartió clases en múltiples universidades y asesoró a varios presidentes de Estados Unidos. Crédito: Biblioteca de la Universidad Purdue.

  • Tungsteno

La primera dama de la ingeniería

Lillian Moller Gilbreth ha pasado a la historia como una de las primeras personas en integrar la psicología a los conceptos de la gestión industrial. Además de asesorar a varios presidentes de EEUU, optimizó la manera de realizar tareas domésticas con inventos como el pedal del cubo de la basura.

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

De un buzón de sugerencias a períodos de descanso para los empleados. Son algunas de las contribuciones de la ingeniera y psicóloga Lillian Moller Gilbreth a la gestión industrial. Además de asesorar a varios presidentes, es conocida por algunos inventos que a día de hoy están presentes en millones de hogares: de las baldas de la puerta de la nevera. Analizamos cómo sus conocimientos psicológicos se convirtieron en la base de la gestión moderna y de qué forma aún perviven sus ideas para optimizar la administración del hogar.

 

La madre de la gestión moderna

 

Gilbreth nació en 1878 en Oakland, una ciudad californiana situada en la parte oriental de la bahía de San Francisco, en una familia acomodada y fue educada en casa hasta los nueve años. Pese a que en el instituto se graduó con sobresalientes, su padre no quería que continuara sus estudios. Pero ella lo tenía claro: no quería dedicarse exclusivamente al hogar y a formar una familia. Fue mucho más allá y terminó por convertirse en una de las primeras ingenieras en obtener un doctorado en psicología.

Si por algo ha sido reconocida Gilbreth, ha sido por sus aportaciones en el ámbito de la gestión industrial. En los primeros años de su carrera profesional, dirigió con su marido una empresa de construcción. Se dio cuenta de que los ingenieros tenían sus propias formas de trabajar —no había dos que usaran el mismo método— y llegó a la conclusión de que estaban abordando sus problemas técnicos sin tener en cuenta la psicología. Se puso a analizar detalladamente cómo actuaba cada empleado. Quería identificar los mejores movimientos y averiguar si, además de optimizar la eficiencia, les hacían más felices. Su objetivo era rediseñar la maquinaria para adaptarse mejor a los movimientos de los trabajadores, mejorar la eficiencia y reducir la fatiga.

Unos años más tarde, en 1912, los Gilbreth abandonaron el negocio de la construcción para convertirse en consultores de gestión. En ese periodo implementaron algunas ideas que eran muy novedosas para la épocaPor ejemplo, un buzón de sugerencias para empleados, períodos de descanso y diagramas de procesos. También apostaron por contratar a personas con discapacidad para que pudieran convertirse en miembros productivos de la comunidad. Tal y como señala Edna Yost, su biógrafa, el legado de Gilbreth permanece presente en muchas empresas de todos los tamaños.

 

Lillian Moller Gilbreth fue una de las primeras personas en integrar la psicología a los conceptos de la gestión industrial. Crédito: Purdue Industrial Engineering.

 

La altura ideal para el fregadero y otros electrodomésticos

 

En 1924, el marido de Gilbreth murió repentinamente de un infarto. Lillian continuó investigando por su cuenta qué podía aportar la psicología a la gestión industrial durante los siguientes 45 años. Siempre sin olvidar la importancia del factor humano. En todo ese tiempo aplicó la psicología para resolver problemas en múltiples ámbitos. Por ejemplo, en hospitales, el sector de los deportes o empresas de aparatos de cocina.

Además de trabajar para General Electric, ayudó a varias empresas a rediseñar electrodomésticosEntre sus inventos más destacables, se encuentran los estantes en la puerta del frigorífico y el cubo de basura con pedal. A la ingeniera le preocupaban los desafíos a los que se enfrentaban las mujeres en la administración del hogar, la crianza de la familia —ella tenía 12 hijos— y el trabajo fuera de casa. Su objetivo era encontrar la "mejor manera" de realizar las tareas domésticas. También entrevistó a más de 4.000 mujeres para diseñar la altura adecuada para estufas, fregaderos y otros muebles y accesorios de cocina.

 

A Lillian Moller Gilbreth, que tuvo 12 hijos, le preocupaban los desafíos relacionados con el hogar y la crianza. Crédito: Biblioteca de la Universidad Purdue.

 

Un referente que asesoraba a presidentes

 

Lillian Gilbreth no fue la única mujer que se comprometió a adaptar los principios de la gestión científica al hogar y a destacar la importancia del impacto psicológico del trabajo. “El trabajo de Lillian quizás sea hoy más conocido que el de otras mujeres que promovieron el hogar eficiente por su asociación con su esposo, pero también porque se movió entre personas influyentes que reconocieron su trabajo”, afirma Lisa Nocks, historiadora del IEEE History Center.

Esto no impide que Gilbreth, que murió a los 94 años, sea un gran referente en el ámbito de la gestión industrial y la administración del hogar. Además de impartir clases en múltiples universidades, formó parte de comités designados por seis presidentes de Estados Unidos. Durante la Segunda Guerra Mundial, trabajó como consultora para el gobierno y supervisó la conversión de fábricas en bases militares y plantas de guerra. Todas sus ideas y trabajos como ingeniera industrial, psicóloga y consultora le llevaron a ganar múltiples logros. Además de recibir decenas de premios y títulos honoríficos, se convirtió en la primera mujer admitida en la Academia Nacional de Ingeniería de Estados Unidos.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

  • Ingenieras

El valor de varias criptomonedas, entre ellas Bitcoin, se ha desplomado en los últimos meses. Crédito: Unsplash.

  • Tungsteno

El derrumbe de las criptomonedas y el ‘déjà vu’ de las puntocom

El desplome de las puntocom en los años 2000 acecha en la memoria de algunos inversores experimentados de Wall Street. Dos décadas después, hay quienes lo comparan con el derrumbe de las criptomonedas. Analizamos si simplemente es una caída más en un mercado especialmente volátil u otra burbuja tecnológica a punto de estallar.

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

El derrumbe de las criptomonedas en las últimas semanas ha hecho temblar el brillante porvenir augurado por algunos grandes inversores. Si en noviembre de 2021 el bitcoin no parecía tener techo, hace unas semanas su valor había caído más de un 50%. La situación no pinta mejor para otras criptomonedas como Ether o Luna. Pese a que estas divisas han sufrido otros grandes hundimientos en la historia, hay quienes auguran que ahora se trata del principio del fin. ¿Estamos ante una burbuja tecnológica comparada a la de los puntocom en los años 2000?

 

Un desplome sin precedentes

 

Hace unas semanas los peores augurios de algunos criptoescépticos se materializaron. A principios de mayo los propietarios de la criptomoneda Luna vieron cómo sus activos digitales perdieron en apenas 72 horas el 99% de su valor —pasando de 80 dólares a menos de 10 centavos—. Tanto Twitter como Reddit se llenaron de publicaciones de inversores que extraviaron gran parte de sus ahorros en un abrir y cerrar de ojos. “Mi amigo trató de suicidarse esta mañana. Básicamente, movió todos sus ahorros a criptomonedas en 2021 y Luna era un jugador importante en su cartera”, comentó un usuario en el foro.

Ante la avalancha de mensajes de este tipo, el cofundador de Terra (fundación responsable de la criptomoneda Luna), el surcoreano Do Kwon, trató de calmar a los afectados con un mensaje en Twitter“Entiendo que las últimas 72 horas han sido extremadamente duras para todos. Sepan que estoy decidido a trabajar con cada uno de vosotros para superar esta crisis, y construiremos nuestra salida. Juntos”. Unas semanas después Kwon intentó resucitar esta criptomoneda. La decisión no ha estado exenta de polémica.

 

La criptomoneda Luna perdió el 99% de su valor en apenas 72 horas a principios de mayo. Crédito: Wall Street Journal.

 

La pérdida de confianza de muchos usuarios se tradujo además en nuevos descensos en otras criptomonedas como Solana y Cardano. Mientras que el precio de Bitcoin se desplomó a su punto más bajo desde 2020, el de Ether cayó un 30% en una semana. "Nunca pensé que las cosas se pondrían tan feas tan rápido", afirmó a The New York Times Ed Moya, analista de criptografía de la firma comercial OANDA. Hubo quienes incluso compararon la crisis con el comienzo de la crisis financiera de 2008.

 

¿Una burbuja a punto de estallar?

 

A pesar de que celebridades como Kim Kardashian y magnates de la tecnología como Elon Musk o Jack Dorsey han mostrado interés en las criptomonedas, este derrumbe puso de manifiesto el riesgo de invertir en monedas digitales experimentales y no reguladas. Hay pocas métricas fiables para valorar si la emoción en torno a una criptomoneda está justificada o se trata de una burbuja a punto de estallar.

Cada vez más personas han adquirido criptomonedas e incluso algunos grandes bancos permiten operar con ellas. Una encuesta del Pew Research Center concluye que el 16% de los estadounidenses posee alguna, frente al 1% en 2015. Además, siete de cada diez inversores institucionales esperan comprar o invertir en activos digitales en el futuro, según recoge un estudio de 2021. “Al convertirse en ‘un activo más’, el sector comenzó a verse afectado por los mismos factores macroeconómicos que inciden en los mercados tradicionales”, explican en The Conversation los expertos en finanzas Andrés Urquhart y Brian Lucey. Tanto la guerra en Ucrania como el aumento de los precios del petróleo han “actuado como un lastre para las criptomonedas en los últimos meses”.

 

El ‘déjà vu’ de las puntocom

 

El desplome de las puntocom acecha en la memoria de algunos inversores experimentados de Wall Street. Hay quienes lo comparan con el declive de las criptomonedas. George Ball, presidente de la firma de inversión Sanders Morris Harris, cuenta a Fortune que “hay una similitud muy fuerte entre la caída de las puntocom y el mercado bajista que estamos experimentando hoy”. “Pensaba que los inversores, en general, profesionales o minoristas, habrían aprendido la lección en 2000. Y, sin embargo, sucedió algo inquietantemente similar”, afirma.

 

Algunos expertos comparan la caída de las criptomonedas con la de las puntocom en los años 2000. Crédito: CNBC Televisión.

 

Urquhart y Lucey subrayan que, frente a estas comparaciones, los entusiastas de las criptomonedas argumentan que la premisa básica de las acciones de las puntocom era correcta: Internet era el futuro. “Creen que lo mismo ocurre con bitcoin , prediciendo que el sector se recuperará”, afirman. Sin embargo, “los economistas han estudiado las burbujas durante siglos y la evidencia muestra que muchos activos nunca recuperan los máximos de los precios nominales después de que estalla la burbuja del mercado”.

Aún es pronto para valorar si este declive es simplemente otra caída en el volátil mercado de las criptomonedas o es el principio del fin de esta clase de activos alternativos. Urquhart y Lucey consideran que invertir en criptomonedas es como subirse a una montaña rusa con grandes revalorizaciones seguidas de caídas repentinas. Mientras que “algunos ven esta corrección del mercado como un buen momento para 'comprar la caída', otros creen que este es el final de la fiesta de las criptomonedas”.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

  • Finanzas

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso clicando .

Declaración de cookies

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas. Estas cookies no guardan ninguna información personal identificable.

Nombre Proveedor Propósito Caducidad Tipo
LFR_Sesión_STATE_* Liferay Administra la sesión como usuario registrado Session HTTP
GUEST_LANGUAGE_ID Liferay Determina el idioma con el que accede, para mostrar el mismo en la próxima sesión 1 year HTTP
ANONYMOUS_USER_ID Liferay Administra la sesión como usuario no registrado 1 year HTTP
COOKIE_SUPPORT Liferay Identifica que es necesario el uso de cookies para el funcionamiento del portal 1 year HTTP
JSesiónID Liferay Administra el inicio de sesión e indica que está usando el sitio Session HTTP
SACYRGDPR Sacyr Utilizada para gestionar la política de cookies Session HTTP

Estas cookies nos permiten contar las visitas y fuentes de circulación para poder medir y mejorar el desempeño de nuestro sitio. Nos ayudan a saber qué páginas son las más o menos populares, y ver cuántas personas visitan el sitio. Toda la información que recogen estas cookies es agregada y, por lo tanto, anónima.

Nombre Proveedor Propósito Caducidad Tipo
_gat Google Se utiliza con fines estadísticos y analíticos para aumentar el rendimiento de nuespos Servicios Session HTTP
_gid Google Se utiliza para almacenar y actualizar un valor único para cada página visitada Session HTTP
_ga Google Se utiliza con fines estadísticos y analíticos para aumentar el rendimiento de nuespos Servicio Session HTTP