Las casas de paja regulan la temperatura, tienen una gran aislamiento acústico y, al contrario de la idea general, son muy resistentes. Crédito: Studio 1984.

  • Tungsteno

Las casas de paja resucitan como tendencia de ahorro energético

La crisis de la COVID-19 nos ha obligado a repensar los espacios que habitamos y la sostenibilidad parece ser el ingrediente clave del futuro de la vivienda. Como máximo exponente de esta tendencia, las casas pasivas utilizan materiales reciclables y optimizan el gasto energético sin renunciar a la comodidad, el diseño o la seguridad.

ANTONIO LÓPEZ | Tungsteno

La súbita crisis económica debida a la pandemia ha dejado en el paro a muchos habitantes de grandes ciudades, que ahora se plantean buscar empleo y establecerse en el mundo rural. En esa coyuntura, sumada a la de emergencia climática, las nuevas formas de edificación cobran relevancia: el consumo energético se convierte en una cuestión prioritaria, después de pasar tanto tiempo en casa por el confinamiento, las restricciones y episodios climatológicos extremos (como la gran nevada que dejó en el centro de España la borrasca Filomena, a principios de 2021). A los espacios en los que vivimos les pedimos ahora que sean más cómodos y, además, que nos permitan esquivar los bandazos climáticos que vendrán sin arruinarnos económicamente.

En las viviendas pasivas, sin limitar las posibilidades del interior, la clave está en el diseño del exterior. El término casa pasiva o “passivhaus” (una traducción fonética del alemán) empieza a cobrar importancia a finales de los años 1970 en Alemania. Allí nace el Instituto Passivhaus en 1991 y el certificado oficial que pone el sello a las viviendas pasivas, o de consumo casi nulo, que cumplen determinados requisitos. El control de las pérdidas y ganancias térmicas es fundamental en estas viviendas, así como evitar los puentes térmicos: los puntos de encuentro de dos materiales por los que se puede escapar el calor o entrar frío. La ubicación de las ventanas, además, se elige estratégicamente para no convertirlas en puntos vulnerables, y enmascarados en ellas, se emplean vidrios con doble cámara aislante. Solo en España, las casas pasivas con certificado passivhaus evitan un consumo anual de 4,16 millones de kWh y dejan de emitir 792 toneladas de CO2 —una cantidad equivalente a lo que podrían absorber una superficie de bosque tan amplia como más de cinco veces el jardín de la zona verde más emblemática de la capital española: el Parque del Retiro de Madrid. Esa superficie equivale a 620 hectáreas, o a casi 900 campos de fútbol.

 

Con un mínimo impacto medioambiental y coste de materiales, la casa de paja es uno de los máximos exponentes de las viviendas pasivas. Crédito: EarthCraft Construction.

 

El mito de 'Los tres cerditos' y las casas de paja

Las casas pasivas suponen una oportunidad en medio de la crisis económica de la COVID-19 y un gesto de reconciliación con el medio ambiente. Despuntan como tendencia, por el menor coste e impacto ambiental de los materiales, las casas de paja. A pesar de que en el imaginario colectivo tenemos la idea de que la paja es un material frágil y combustible, cuando se dispone en forma de alpacas y se elimina el aire, su combustibilidad es mínima; y, además, las paredes hechas con paja se recubren de cal, arcilla o tierra para protegerlas aún más.

Las casas de paja tienen mucha más resistencia que en el cuento de Los Tres Cerditos. En la realidad, la construcción con estos materiales aguantaría igual los soplos del lobo y, lo que es más importante, las fluctuaciones climáticas. De hecho, en palabras de Mirco Zecchetto, arquitecto especializado en este tipo de viviendas: “Una casa de paja es más confortable, tiene mejor aislamiento térmico, con muros que respiran y no atrapan la humedad y con materiales sin emisiones tóxicas. Sin hablar de que la huella de carbono es prácticamente inexistente”.

 

Ahorrar energía en la construcción y el uso de la casa

Las casas de paja buscan conseguir un espacio estanco para mantener la temperatura y regulan el aire con un sistema de filtrado y ventilación que evita la pérdida de calor. Esa estanqueidad implica, además, un excelente grado de aislamiento acústico. La arquitecta Eve Blanco, que construye este tipo de viviendas en Asturias, utiliza este material porque aumenta la capacidad térmica de la vivienda de manera natural, lo que permite prescindir de la calefacción y el aire acondicionado. Para optimizar el consumo energético, las casas que construye cuentan con un invernadero que capta la radiación solar y ahorra así entre un 30% y 40%.

La paja es el residuo de distintas actividades agrícolas de cultivo, lo que la convierte en un material muy barato y que, además, está disponible en gran parte del mundo. Según calculan en Meta 2020 “Para la producción de fardos de paja y el transporte de los mismos a la obra, se necesita mucha menos energía que para la producción de otros materiales aislantes, hasta 77 veces menos que para la producción de lana mineral, por ejemplo”.

 

La producción de fardos de paja y su transporte para la construcción de viviendas requiere mucha menos energía que otros procesos constructivos. Crédito: Wikimedia Commons.

 

El reto de conseguir abaratar su construcción

La existencia de redes de construcción especializadas, como la asociación European Strawbale Network (Red Europea de Construcción con Fardos de Paja) o la Red de Construcción con Paja en España ponen de manifiesto el auge que vive este material. Y es que no es para menos, porque entre sus bondades, tal y como explica el estudio de arquitectos especializados Meta2020, la paja es un material “transpirable, saludable, regulador de la humedad, muy versátil, fácil de trabajar”.

Esta tendencia recupera uno de los métodos más antiguos para crear hogares. La humanidad lleva miles de años construyendo casas con paja y barro, pero la paja empacada como material moderno de construcción surge en el siglo XIX, con el invento de la máquina embaladora. Y su renacimiento en las últimas décadas como técnica de edificación más ecológica se apoya en esas ventajas de eficiencia energética, y apela también al sentimiento de volver a lo ancestral, así como a la no implicación de sustancias tóxicas en el proceso.

Sin embargo, de todas sus potencialidades, el coste es la principal barrera para la popularización de las casas de paja. Aunque podrían ser más baratas que las convencionales, en la práctica esto solo es cierto si se opta por la opción de la autoconstrucción. Algunos futuros propietarios realizan cursillos para aprender a levantar muros de paja y así abaratar el coste de su vivienda, porque si no, es comparable al de una casa de ladrillos y cemento, o incluso más caro. La realidad de este prometedor sector es que, hoy por hoy, es un nicho de mercado, con pocos profesionales y pocas empresas especializadas en usar la paja como material de construcción.

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

 

  • Viviendas
  • Construcción
  • Sostenible
  • Anuncio JGA

Convocatoria Junta General de Accionistas 2021

El Consejo de Administración de Sacyr, S.A. (la “Sociedad”) ha acordado convocar Junta General Ordinaria de Accionistas, que se celebrará de manera exclusivamente telemática (esto es, sin asistencia física de los accionistas y sus representantes) desde Madrid, calle Condesa de Venadito nº. 7, el 28 de abril de 2021, a las 12:00 horas, en primera convocatoria o, de no alcanzarse el quórum de constitución necesario, en segunda convocatoria, a la misma hora y de manera exclusivamente telemática, el siguiente día 29 de abril de 2021

 

Toda la información relativa a la JGA 2021, así como de la asistencia telemática para accionistas, puede consultarse en el apartado de Junta General de Accionistas de la web 

Te puede interesar
  • Concesiones

El valor ambiental y social del agua es una de las prioridades de nuestra actividad

  • Agua
  • Sostenibilidad
  • Huella carbono

El suministro, abastecimiento y tratamiento de agua es fundamental para nuestra vida diaria y para el funcionamiento de nuestras actividades. Conscientes de ello y comprometidos con usar y gestionar de forma responsable los recursos hídricos, en 2020 en Sacyr evitamos el consumo de 1.029.770 m³ de agua potable y priorizamos el uso de agua reciclada; ésta ha representado el 21,74% sobre el total del agua consumida por Sacyr en 2020. El consumo de agua reciclada es un objetivo primordial para la compañía para conservar al máximo las reservas naturales disponibles.

 

Compromiso con la sostenibilidad ambiental y los ODS

Estamos comprometidos con la sostenibilidad ambiental y con la mejora de la calidad de vida de las sociedades en las que desarrollamos nuestra actividad, todo ello en línea con la hoja de ruta de la Agenda 2030 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas. Nuestra filial Sacyr Concesiones Agua optimiza los recursos hídricos produciendo agua dulce a través de la desalación y posibilitando que el agua usada sea tratada y regenerada para nuevos usos o pueda ser devuelta a la naturaleza en condiciones óptimas.

Actualmente, Sacyr Agua gestiona nueve instalaciones de desalación, poniendo a disposición de más de 6 millones de personas agua potable salubre, contribuyendo así a la consecución del ODS 6 “Agua limpia y saneamiento”.

 

Plan de contingencia durante la COVID 19

Durante la crisis de la COVID-19, Sacyr Agua ha implantado un plan de contingencia para garantizar la continuidad de sus servicios y la garantía de suministros a la población.

Nuestro Programa Estratégico pone la sostenibilidad en el centro de nuestras actividades, y seguimos trabajando en la protección y conservación del agua para reducir nuestra huella hídrica un 10 %.

Piensa en el valor del agua. Todos podemos contribuir con pequeños cambios en nuestro día a día a evitar el desperdicio de este bien tan necesario.

 

 

21,74

%

del agua consumida en 2020 fue agua reciclada

1.029.770

 m³

Ahorro de agua potable en 2020

10

%

 Objetivo: reducir la huella hídrica 

  • Agua
  • Sostenibilidad
  • Huella carbono
Te puede interesar
21,74

%

del agua consumida en 2020 fue agua reciclada

1.029.770

 m³

Ahorro de agua potable en 2020

10

%

 Objetivo: reducir la huella hídrica 

Vista previa
Firma Analista
Alantra Fernando Lafuente
Alphavalue Sejal Varshney
Bankinter Juan Alberto Tuesta Vilanova
BPI Caixabank Filipe Martins Leite
Bestinver Alejandro Vigil
GvC Gaesco Rafael Fernández Heredia
Intermoney Guillermo Barrio
JB Capital Daniel Gandoy
Kepler Cheuvreux Luis Prieto
Mirabaud José Ramón Ocina
Sabadell Ignacio Romero
Societe Generale Víctor Acítores
Banco Santander João Safaras

La monitorización de parámetros de salud como el ritmo cardíaco convierte a los relojes inteligentes en herramientas esenciales para detectar y prevenir enfermedades. Crédito: Kanut Photo.

  • Tungsteno

Cómo los ‘smartwatches’ pueden salvar vidas

Un estudio reciente señala que la monitorización de indicadores cómo la frecuencia cardíaca a través del procesamiento de datos de relojes inteligentes puede ayudar a detectar precozmente enfermedades. Se abre así una vía para que estos dispositivos, más allá de promover un estilo de vida saludable, tengan una utilidad científica y de salud pública.

 

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

George Cox, de 22 años, descubrió que sufría una enfermedad cardiaca al comprobar gracias a su reloj inteligente que tenía 130 pulsaciones por minuto estando en reposo. Es uno de los múltiples ejemplos que muestran el potencial de los smartwatches para la detección temprana de problemas de salud. La monitorización de parámetros como las pulsaciones, los niveles de oxígeno en sangre o el sueño, y funciones como la detección de caídas tienen el potencial de salvar vidas. Aunque a día de hoy estos aparatos no son productos sanitarios, pueden ser una herramienta clave para mantenernos sanos y para la salud pública.

De hecho, el 25% de los adultos cuenta en la actualidad con un dispositivo de este tipo, según el informe The future of devices publicado en 2020 por GSMA Intelligence. Con unos niveles crecientes de adopción de relojes inteligentes y rastreadores de actividad física en los últimos meses, los smartwatches podrían ser herramientas clave para la detección de enfermedades, especialmente en situaciones de crisis sanitaria como la generada por el coronavirus.

 

¿Puede un reloj inteligente detectar el coronavirus?

 

Cada vez son más los relojes que, en teoría, pueden medir el nivel de oxígeno en la sangre. Es decir, el porcentaje de oxígeno que los glóbulos rojos transportan de los pulmones al resto del cuerpo. Aparatos como el Apple Watch Series 6, el Amazfit GTS 2, el Fitbit Sense o el Samsung Galaxy Watch 3 prometen monitorizar este parámetro, que se emplea para detectar problemas respiratorios como la neumonía, asociada a la COVID-19, o las apneas del sueño.

Un nivel de oxígeno en sangre superior al 95% generalmente se considera correcto y cualquier nivel por debajo de ese nivel podría indicar que hay un problema, según Apple. Pero la compañía de Cupertino reconoce que “incluso en condiciones ideales, es posible que tu Apple Watch no consiga siempre una lectura de oxígeno en sangre fiable”. Factores como la perfusión cutánea (la cantidad de sangre que fluye por la piel), los tatuajes, el movimiento o la frecuencia cardiaca podrían afectar a la medición. Por ello, normalmente estos resultados no están pensados para uso médico. Aunque los avances señalan una vía muy interesante para convertir estos dispositivos en unas herramientas muy útiles en el futuro a la hora de detectar los síntomas de afecciones como la del coronavirus.

 

Nuevas funcionalidades como la realización de electrocardiogramas o la monitorización de la glucosa en sangre son esperanzadoras para la detección de enfermedades. Crédito: Carlos González.

 

El médico en la muñeca

 

Los investigadores de GSMA Intelligence aseguran que los wearables tienen el potencial de reducir las visitas en persona a centros médicos u hospitales. De hecho, el 89% de usuarios son muy favorables a compartir los datos de sus wearables con su médico, como señala un informe de Accenture. Ya existen camisetas que corrigen la postura, pijamas que monitorizan la respiración y petos para controlar a personas con problemas cardíacos. Se unen a los smartwatches y las pulseras deportivas que evalúan día tras día la calidad del sueño, registran el ejercicio físico, mandan alertas si se está demasiado tiempo inactivo y miden la frecuencia cardiaca.

Estos aparatos pueden llegar a ser muy útiles para detectar arritmias o enfermedades coronarias. Lo sabe bien el cardiólogo Miguel Ángel Cobos, que tras regalar un Apple Watch a su mujer, descubrió la forma de realizar un electrocardiograma completo en dos minutos situando el reloj en distintas partes del cuerpo. Por el momento, de poco sirve realizar la prueba si no puede ser interpretada por un profesional sanitario. Pero Cobos confía en que pronto habrá un sistema de inteligencia artificial capaz de analizar la información.

 

De medir la glucosa en la sangre a detectar caídas

 

Actualmente, este tipo de dispositivos hace todo tipo de mediciones gracias a sensores y luces que toman datos de nuestro flujo sanguíneo, nuestra posición y el que estemos en movimiento o no. Funcionalidades que los gigantes tecnológicos tratan de enriquecer con otras nuevas enfocadas en la salud. De hecho, algunas filtraciones indican que Apple y Samsung ya trabajan para que sus relojes puedan medir el azúcar en sangre. Esta función sería especialmente útil, por ejemplo, para personas con diabetes, ya que tienen que controlar con frecuencia los niveles de glucosa en sangre. Pero también para controlar un exceso de glucosa en la sangre que puede dañar los ojos, los riñones y los nervios.

Más allá de estos indicadores, algunos sensores incluidos en relojes como el Amazfit Bip 2 o el Apple Watch van un paso más allá y son capaces de detectar movimientos bruscos y caídas. Si el usuario sufre una “caída fuerte” mientras lo lleva puesto, el reloj hace sonar una alarma y le pide que confirme si se encuentra bien. Si no recibe respuesta y su portador está inmóvil durante un minuto aproximadamente, llama automáticamente a emergencias. Esta funcionalidad puede ser especialmente útil en la población de más edad, como demuestra el caso de Jim Salsman, un granjero de 92 años de Nebraska quien, gracias a este sistema de detección de caídas del Apple Watch, fue atendido rápidamente por los servicios de emergencias tras caer por una escalera cuando realizaba tareas de mantenimiento en su azotea.

 

Aunque los datos que ofrecen estos dispositivos y apps no están pensados para su uso médico, a futuro la recopilación de esta información podría anticipar epidemias como la del coronavirus. Crédito: Wikimedia Commons.

 

Relojes al servicio de la salud pública

 

Aunque los smartwatches ya han salvado algunas vidas, no hay que olvidar que todavía no se consideran productos sanitarios y los datos no se deberían utilizar para autodiagnosticarse. Aun así, algunos estudios subrayan la utilidad de estos aparatos no solo para el individuo, sino de forma colectiva y para la salud pública. Esto abre la puerta a amplias posibilidades. De hecho, un artículo publicado en la revista científica Journal of Medical Internet Research señala que la variabilidad de la frecuencia cardiaca detectada con un reloj inteligente común podría servir para predecir la infección por coronavirus.

Anticiparse a próximas pandemias podría ser una de las funcionalidades de mayor valor de estos dispositivos. Una línea que ya exploran investigadores del Instituto de Investigación Traslacional Scripps, que empezaron en marzo de 2020 un estudio para evaluar los datos compartidos por miles de usuarios de relojes inteligentes como parte de un programa para mejorar la detección y contención de brotes de enfermedades infecciosas. En un artículo publicado en Nature, indican que dispositivos como los de Fitbit pueden ayudar a identificar casos de COVID-19 mediante la evaluación de cambios en la frecuencia cardíaca, el sueño y los niveles de actividad.

Los datos de millones de usuarios, por tanto, podrían ser utilizados por los gobiernos y organismos sanitarios para detectar nuevos rebrotes y fijar estrategias de cara a frenar la expansión de la pandemia. Ya hay hospitales en todo el mundo, gigantes tecnológicos y startups que utilizan la tecnología para pasar de curar enfermedades a intentar prevenir su aparición. Los smartwatches, junto con otros wearables y sistemas de inteligencia artificial, podrían permitir un ahorro significativo al sistema sanitario en esta línea al mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades.

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

  • Coronavirus
  • Inteligencia artificial
  • Smart
  • Telemedicina
  • IFridays

Objetivo 2050: innovación para la energía del mañana

Del gris al verde. Del carbón al hidrógeno. De París al mundo. Los gases renovables como el biometano o el hidrógeno verde tendrán un papel protagonista en los próximos años. Energías limpias que encuentran en la innovación el aliado perfecto para alcanzar un objetivo común: ser neutros en carbono en 2050.

En el iFriday de marzo, hablamos de innovación, energía y sostenibilidad. Charlamos con Marcelino Oreja, CEO de Enagás, una de las compañías líder en infraestructuras de gas natural a nivel global. 

 

Redefiniendo el futuro del sector energético

 

La necesidad de combatir el calentamiento global está acelerando la transición hacia las energías renovables. Grandes corporaciones e instituciones públicas están poniendo el foco en el desarrollo de innovadores proyectos que han de ir transformando poco a poco nuestro modelo energético. 

Sin duda, el sector de la energía, como responsable del 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero, tendrá un rol fundamental en la lucha contra el cambio climático en los próximos años.

“Estamos sustituyendo algunos equipos y el consumo de gas por consumo eléctrico renovable. Nos encontramos en un proceso de descarbonización en el que nos hemos comprometido a ser neutros en carbono en el año 40. Hemos pasado de medio millón de toneladas de emisiones de CO2 en el año 2014 a menos de 200.000 este año. Además, ese remanente lo reduciremos con nuevas tecnologías a partir del 2030. Aplicamos mucha innovación en todo este proceso y buscamos invertir en compañías que buscan reducir la huella de carbono con nuevas tecnologías”, señala Marcelino Oreja, CEO de Enagás.

 

 

En este futuro más comprometido con el entorno, el hidrógeno verde será una alternativa clave en la revolución energética hacia un modelo más sostenible. Un recurso casi ilimitado, con una gran capacidad de almacenamiento, que está destinado a dar respuesta a la gran mayoría de los problemas de las fuentes de energía actuales.

Según el ejecutivo de Enagás, “el hidrógeno se va a convertir en una pieza clave. Hoy hablamos mucho del hidrógeno verde, que es el que se produce con energía renovable, y del hidrógeno azul, que es el que se produce con gas natural almacenando el CO2 del proceso productivo del hidrógeno. Creo que ambos acabarán abriéndose paso en los próximos años”.

 

Innovación y sostenibilidad, un binomio imprescindible

 

La innovación y la sostenibilidad son conceptos estrechamente ligados. Cada vez son más las grandes empresas que incluyen en su hoja de ruta la puesta en marcha de proyectos, iniciativas y soluciones innovadoras que tienen como objetivo mejorar y proteger el entorno y avanzar hacia un mundo más sostenible. 

Enagás está haciendo una apuesta muy importante por la sostenibilidad, contribuyendo con sus acciones, proyectos, políticas y compromiso a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En este sentido, la compañía ha reducido sus emisiones un 63,2% entre 2014 y 2020. Asimismo, cuenta con más de 50 proyectos concretos de mejora de la eficiencia energética.

Pero para alcanzar estos éxitos y posicionarse como un referente sostenible en todo el mundo, la innovación ha jugado un papel fundamental en la estrategia del grupo. Al igual que Sacyr, la compañía gasista ha apostado desde hace años por un modelo de innovación abierta asentado en la colaboración con agentes innovadores externos y el intraemprendimiento.

“Buscamos diversificarnos y nuevas actividades y para eso la innovación ha sido crítica. El emprendimiento ha sido esa otra palanca que nos ha permitido también innovar en nuestros procesos. Ahora combinamos esa experiencia de la gente de la compañía, de nuestros expertos, con el talento externo, con aquellas empresas de fuera que pueden trabajar con nuestros empleados y presentar nuevos proyectos”, señala Marcelino Oreja, CEO de Enagás.

 

 

Transición energética, una prioridad de los fondos Next Generation

 

La transición energética es uno de los pilares fundamentales marcados por Europa en los fondos Next Generation, el programa de incentivos europeo para ayudar al desarrollo de los países más castigados por la pandemia. Los expertos señalan que España recibirá alrededor de 150.000M€, entre subvenciones y préstamos, procedentes de estos fondos.

Sin duda, una ocasión histórica para empresas líderes del sector energético como Enagás. “Es una enorme oportunidad siempre que los aprovechemos para cambiar el tejido productivo, para generar empleo estable, para industrializar el país y para transformar y reducir las emisiones”, concluye Marcelino Oreja, CEO de Enagás.

  • Innovación
  • Verde
  • Hidrógeno
  • Energía renovable
  • Infraestructuras

Nuevos materiales más sostenibles para crear el firme de carreteras

Con nuestro proyecto Ecaryse, estamos estudiando nuevos componentes basados en residuos y subproductos para estabilizar los firmes de carretera, más sostenibles con el medio ambiente y más eficientes económicamente que la cal.

Dentro del proceso de ejecución de una carretera, resulta necesario estabilizar aquellos suelos que resultan ser inadecuados para su uso dentro del paquete de firmes de la misma. Normalmente se utiliza cal como agente estabilizador, pero la cal tiene un coste elevado y el proceso de calcinación de la cal está asociada a importantes emisiones de dióxido de carbono.


Por ello, se están estudiando nuevos componentes basados en residuos y subproductos, más sostenibles con el medio ambiente y más eficientes económicamente. 


Así surge el proyecto Ecaryse. Estamos probando una serie de nanopolímeros, compuestos de nanosílices, en un tramo de pruebas en Villacarrillo (Jaén).


“La Universidad de Córdoba, socia del proyecto, ensaya estos productos en su laboratorio para diseñar diferentes fórmulas de trabajo y Sacyr válida el uso de estos productos y fórmulas de trabajo, diseñando y ejecutando una serie de tramos de prueba para ver si realmente funcionan o no funcionan para su posible uso en otros países también”, explica Francisco Javier Mateos, gestor de proyectos del área de innovación y conocimiento del departamento de I+D de Sacyr Construcción. 

 

 

Uso de materiales del lugar


“Debajo de la capa de asfalto hay paquetes de tierras que son materiales que se han compactado, y que en el caso que se trate de suelos inadecuados, han sido tratados con un agente estabilizador. Realmente los polímeros son productos químicos que se añaden al suelo, para estabilizarlo, en sustitución de la cal”, explica Mateos. “Hay zonas en el mundo con acceso complicado a la cal, como Colombia y Chile. Allí ya utilizan estos polímeros", explica el gestor.


“Queremos saber las propiedades y si realmente estabilizan los suelos, y valorar su viabilidad económica. Hay algunos de estos polímeros que han funcionado y que dan al terreno unas características similares a la cal”, explica Mateos.
Normalmente, se utilizan materiales de la zona, para evitar traer materiales de otras partes y así reducir los costes y las emisiones a la atmósfera relacionadas con el transporte de estos materiales. Con la excavación de la zona y el movimiento de tierras, se extraen materiales y se aprovechan.  


“En estos procesos reutilizamos materiales a los que les añadimos el aditivo. Este producto lo diluyes en agua, lo mezclas con el terreno, lo extiendes, y lo compactas. Como propiedades destacadas, aporta capacidad de soporte, se hincha menos con el agua y aísla de la humedad”, apunta Narciso Pulido, responsable del departamento de I+D de Sacyr Construcción.
 

  • Sostenibilidad
  • Construcción
  • Polímeros
  • Carreteras
  • Concesiones

Agua reciclada para la reparación de carreteras

Sacyr Mobile Hydroclean desarrolla un sistema de depuración de agua in situ capaz de reciclar el agua que se utiliza en las operaciones de hidrodesbaste.

Sacyr Mobile Hydroclean es un proyecto desarrollado por nuestros compañeros Rubén Jover, Rafael Parias, Miguel Ángel Moreno y Pablo Mochón. Fue uno de los ganadores de nuestro programa de retos medioambientales Sacyr por el Clima que tenía como objetivo reducir la huella hídrica de nuestras actividades.

Esta iniciativa, de aplicación a los trabajos de concesiones y conservación de carreteras, desarrolla un sistema de depuración de agua in situ, capaz de reciclar el agua que se utiliza en las operaciones de hidrodesbaste.

La técnica del hidrodesbaste mejora el coeficiente de rozamiento transversal (CTR) de las carreteras mediante la aplicación de agua a presión. La técnica que utiliza agua a presión para reparar las carreteras es la más eficiente, pero tiene algunos contras, como que el agua recoge suciedad de hidrocarburos.

Para operar con este sistema, tenemos una unidad de limpieza, un camión que cuenta con crucetas en la parte de abajo (con 96 boquillas cada una), que inyectan agua contra el pavimento. El agua se recoge ya sucia y se almacena en el camión.

 

 

Aprovechamiento del agua

La unidad ideada por nuestros compañeros se une al camión que realiza el hidrodesbaste y es capaz de depurar el agua sucia in situ, separando la fracción sólida y la fracción de hidrocarburos. Purifica el agua de forma que puede ser reaprovechada durante mínimo 8-9 ciclos, gracias a un ciclo cerrado de agua. El consumo derivado de esta tarea es de 10.000 litros de agua por cada kilómetro de carril tratado.

Actualmente, el agua sucia se almacena otra vez en el camión y hay que parar la máquina para vaciar el camión de agua con hidrocarburos, tratarla y volver a llenar el camión con agua limpia. Se hacen unos 4 o 5 km en 12 horas.

“Hemos inventado una depuradora móvil que limpia el agua en movimiento, depura el agua sucia en una hora. Esta depuradora va remolcada y gracias a ella podemos triplicar nuestro rendimiento”, explica Rubén Jover, responsable de I+D+i de Sacyr Concesiones.

 

 

Esta iniciativa de depuración en continuo de las aguas hidrocarburadas reduce el consumo de agua entre ocho y nueve veces. No solo supone aumentar rendimiento sino también ahorrar agua y ahorrar en gestión de residuos.

Actualmente, este proyecto se presentará a un programa público de financiación del CDTI para ponerlo en marcha, de tal manera que en 2021 podría estar funcionando.

  • Agua
  • Conservación de carreteras
  • Concesiones

Hacemos realidad una movilidad sostenible eléctrica y autónoma

Sacyr participa en el proyecto Movilidad 2030, un consorcio constituido por siete empresas del sector del transporte que lideran a nivel europeo las actividades de investigación y desarrollo para la llegada del vehículo conectado y autónomo. 

Sacyr participa en el proyecto Movilidad 2030, un consorcio constituido por siete empresas. Este proyecto fue la tercera propuesta mejor valorada de la primera Convocatoria de “CDTI Misiones”, la convocatoria estrella de CDTI en el marco del Programa Estatal de Liderazgo Empresarial en I+D+I del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020.

Movilidad 2030 reúne a empresas españolas del sector del transporte que lideran a nivel europeo las actividades de investigación y desarrollo para la llegada del vehículo conectado y autónomo. 

“Teniendo en cuenta toda la gente que se presenta, hemos quedado muy bien. Recoge todas las actuaciones que ya se estaban llevando a cabo o se iban a llevar a cabo en un futuro cercano y responde a necesidades reales del negocio”, explica Miguel Angel Moreno, responsable de I+D de Sacyr Concesiones.

El proyecto aborda todos los enfoques necesarios a nivel de vehículo, infraestructura, servicios, operación, etc., con la finalidad de crear una movilidad sostenible impulsada a nivel nacional.

 

Automatización y electrificación

Cada uno de los siete participantes del proyecto Movilidad 2030 se encuadra en uno o más objetivos del proyecto y a su vez cuenta con objetivos propios. Sacyr se encargará sobre todo de la gestión de la infraestructura requerida, desarrollando un innovador sistema de pago por móvil en peajes, así como un sistema de detección de vehículos kamikazes que será capaz de posicionar a sus autopistas como las más seguras.

El consorcio del proyecto se compone de siete empresas, líderes cada una en su sector, y cuentan con una consolidada experiencia y conocimiento para abordar los trabajos planteados:

1.    Sistemas embarcados avanzados de percepción, comunicaciones, autonomía y navegación
2.    Recarga inalámbrica inductiva para vehículos eléctricos particulares 
3.    Optimización de la gestión de flotas eléctricas, infraestructura de recarga, y eficiencia de la planificación y la ejecución de desplazamientos de vehículos eléctricos 
4.    Tecnologías para una arquitectura escalable y elástica
5.    Despliegue de servicios C-ITS que favorezcan la cooperación y la negociación entre vehículos e infraestructura para gestionar los escenarios y situaciones de la futura movilidad.
6.    Innovadores sistemas de supervisión de la seguridad que garanticen el correcto comportamiento en las decisiones tomadas en base a los vehículos convencionales
7.    Gestión de las infraestructuras a los requerimientos de nuevas políticas de movilidad 
8.    Definición de metodologías y validación de tecnologías VAC e infraestructura para la movilidad conectada y eléctrica.

 

 

“Define un nuevo sistema de movilidad que permita realizar una gestión integral del transporte basado en la automatización y en la electrificación. Responde a las necesidades y a los retos de la movilidad actual y futura, contribuyendo a la evolución y a la transformación del transporte”, explica Miguel Ángel Moreno.

En este proyecto Sacyr Concesiones, investigará y desarrollará tecnologías basadas en digitalización y conectividad, capaces de mejorar la experiencia y el confort de los usuarios así como la seguridad de la circulación evitando la presencia de vehículos circulando en sentido contrario, los denominados kamikazes.

En este sentido, Sacyr aborda el proyecto agrupando todos sus desarrollos y actividades en cuatro ejes fundamentales:

•    Uso de nuevas tecnologías de pago: IoT aplicado al pago por móvil
•    Detección de vehículos "kamikaze"
•    Sistema de preclasificación y clasificación en peajes físicos mediante análisis inteligente de video
•    Aplicación de redes neuronales a las técnicas de aforo

  • Inteligencia artificial
  • Vehículos autónomos
  • Movilidad sostenible
  • IOT
  • Movilidad vehículo

Planta de Tratamiento de Residuos y Compostaje Los Hornillos (Quart de Poblet, Comunidad Valenciana)

  • Sostenibilidad

Los residuos también crean riqueza y son sostenibles

Innovamos para encontrar tecnologías que traten los residuos de manera sostenible y además generen materiales que vuelvan a ser utilizados y aprovechados.

El concepto de economía circular asociado al tratamiento de residuos puede parecer un concepto muy novedoso pero en realidad no lo es tanto.

Valoriza Medioambiente (división de servicios urbanos de grupo Sacyr) lleva más de 37 años trabajando en él mediante la recuperación de materiales reciclables y la generación de energía de carácter renovable entre otras opciones.

Sin embargo, tenemos claro que los ambiciosos objetivos que tenemos por delante en los próximos años para la gestión medioambiental de nuestros residuos hacen que ese modelo más “tradicional” necesite evolucionar mediante el desarrollo e implantación de nuevas tecnologías de tratamiento que permitan aprovechar mejor los materiales evitando que acaben en vertedero.

La directora del departamento de innovación de Valoriza, Ana Benavent, y Rafael Sánchez Aparicio, director del departamento de Tratamiento de residuos en Valoriza, nos explican todos los proyectos innovadores en marcha, relacionados con la incorporación de nuevas tecnologías innovadoras en el tratamiento de residuos.

 

Insight, detección de partículas no férricas por imagen

 

Entre ellas, destacan varios como RARx o Microuwas, pero en esta ocasión nos centramos en otros tres en concreto. Los tres tipos principales de residuos son los orgánicos, los derivados del petróleo y los minerales (férricos y no férricos).

Para que se puedan recuperar los residuos, la materia tiene que ser lo más homogénea posible.

 

Reciclado de vidrio y metales no férricos

“Tenemos uno relacionado con el vidrio. Antes, este material, contenido en las bolsas de basura y que no se separaba, se tiraba todo al vertedero. Ahora, a través de selección óptica en nuestras plantas, conseguimos seleccionarlo, depurarlo, y que se pueda reciclar para otros usos”, explica Ana Benavent.

En octubre de 2020 Ecovidrio nos hizo partícipes del premio Ecolatras, en el que se reconoció la labor de todos los agentes que forman parte de la cadena de reciclado de vidrio en España, en el que Valoriza Medioambiente juega un papel destacado. “Actualmente y gracias a proyectos como este se están reciclando en España más de 7 de cada 10 envases de vidrio en el país.”, explica.

Por otro lado, tenemos un proyecto de detección los metales no férricos contenidos en las escorias de una incineradora. “Cuando los residuos salen del horno se hace una selección previa para separar los materiales metálicos y el resto se desecha. En el resto de estas escorias sabemos que existe un 11% de materiales recuperables, y aproximadamente un 2% de ellos son metales no férricos (cobre, aluminio, níquel, metales preciosos) que pueden alcanzar un alto valor de mercado si se separan correctamente.

Actualmente estamos investigando un sistema para poder distinguir cuáles de esas escorias contienen metal no férrico que se pueda recuperar, con lo que reducimos también el material depositado en vertedero”, apunta Ana Benavent.

 

Digitalización también en residuos

Por otro lado, el proceso de digitalización tan necesario en todas las áreas, también se está aplicando a la gestión de residuos. “Toda la información que se genera en la gestión de las plantas tanto analíticas de proceso como ambientales lo estamos poniendo en un entorno digital. Es un proceso que agiliza la toma de decisiones para averiguar el mejor tratamiento posible”, explica Rafael Sánchez. “Estamos usando el programa SQL Azure. Una vez tengamos digitalizada toda la información de las plantas, podremos hacer big data, con otra serie de información socioeconómica. La idea es digitalizar todas nuestras operaciones para poder explotar esa información”, apunta Sánchez.

 

Biometano: depuración de biogás

Otro proyecto es la depuración de biogás para convertirlo en gas natural de origen orgánico. “Actualmente, estamos definiendo el proyecto Biometano y analizando la viabilidad de la depuración de biogás, es decir, la viabilidad del biometano”, explica Rafael Sánchez. El Proyecto Biometano puede sintetizarse en sustituir parte del consumo de gas natural (de origen fósil) por biometano (gas de origen totalmente renovable y con, prácticamente, iguales características).

 

Imagen de un Gasómetro

 

Con la depuración del biogás, logramos obtener biometano que resulta una alternativa tecnológicamente viable y energéticamente rentable y sostenible que puede sustituir el consumo de gas natural en muchos hogares o en vehículos. El biogás es un gas con un elevado contenido de metano (entre un 50% y un 70%) que se genera como consecuencia de la biodegradación de la materia orgánica en condiciones anaerobias (ausencia de oxígeno). Su generación puede ser intencionada (como es el caso de las biometanizaciones) o bien como consecuencia “natural” de la actividad humada (por ejemplo, en la ganadería o en los vertederos de residuos).

“Desde el mundo de los residuos la forma que contribuimos a reducir las emisiones es con la reducción de materia orgánica en vertederos y evitando que el metano se emita a la atmósfera. El metano que captamos lo depuramos y lo convertimos en biometano. En el proceso de la digestión anaerobia, tenemos la oportunidad de generar fertilizante orgánico que ayuda hacer más sostenible la actividad agrícola.. Una vez depurado el biogás puedo usar ese biometano para los camiones que desarrollan el servicio de recogida”, subraya Rafael Sanchez.

  • Gestión de residuos

Salvar los obstáculos del teletrabajo lleva a la adopción de tecnologías que buscan mayor eficiencia, pero también fortalecer los vínculos entre empleados y facilitar la comunicación. Crédito: VSpatial.

  • Tungsteno

Las herramientas que están transformando el teletrabajo

Tras la pandemia, los modelos híbridos que combinan el teletrabajo y la presencia en la oficina han llegado para quedarse. El teletrabajo exige nuevas formas de organización con procesos más flexibles y herramientas digitales que permitan gestionar equipos, tareas y la comunicación entre empleados en remoto.

ANTONIO LÓPEZ | Tungsteno

La pandemia provocó un aluvión de nuevos usuarios en aplicaciones de videoconferencia como Zoom o Webex y plataformas de trabajo colaborativo como Slack o Microsoft Teams. Tras un año de pandemia y a pesar de la incertidumbre laboral que ha provocado, la experiencia del trabajo en remoto ha confirmado la utilidad de estas herramientas digitales. Ayudan a trabajar a distancia y facilitan la ubicuidad de muchos trabajadores, y han consolidado las siguientes tendencias de gestión y organización de equipos de trabajo:

 

Salvar las distancias: más allá de Zoom

 

Uno de los principales desafíos del trabajo en remoto es el de mantener la moral de los trabajadores en medio de la pandemia, sin compartir el día a día con sus compañeros, tal y como refleja una encuesta realizada por la Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos (SHRM). Si en el arranque de la pandemia, las videoconferencias vía Zoom o Skype fueron de gran ayuda, ahora se hace necesario avanzar en esa línea.

Para reconfortar la sensación de pertenencia al grupo en un contexto social tan hostil, es esencial facilitar las dinámicas de colaboración y el aprendizaje conjunto. Son los objetivos de la herramienta online Miro, que permite gestionar lluvias de ideas de manera visual, mediante pizarras digitales sincronizadas, cronómetro y un sistema de votación en tiempo real:

 

Fortalecer los equipos que no trabajan en el mismo espacio físico es uno de los objetivos de Miro, que lleva a las reuniones virtuales pizarras digitales sincronizadas para la gestión de propuestas e ideas. Crédito: Miro.

 

Herramientas como Kahoot, TEAM MOOD o Dr. Clue afrontan ese mismo reto y facilitan las dinámicas de comunicación a través de alternativas al acompañamiento presencial, como salas de café virtual o experiencias de gamificación. Un paso más allá van las aplicaciones basadas en realidad virtual a la hora de acercarnos, literalmente, a la oficina y los compañeros. Mediante el uso de unas gafas de realidad virtual, herramientas como Arthur, vr on, o MeetinVR recrean espacios de trabajo virtuales incluso más prácticos que los de la vida real, ya que permiten optimizarlos y personalizarlos en función del tipo de reunión y las preferencias de cada trabajador. Además, el uso de avatares de realidad virtual también permite aprovechar las virtudes de la comunicación no verbal, haciendo más tangible la “presencia” de los compañeros en procesos como las dinámicas de team building.

 

Comunicación eficiente: más allá del WhatsApp en el trabajo

 

Aunque las videollamadas grupales fueron la primera respuesta para salvar las distancias, no son suficiente para vencer uno de los principales retos de los equipos que teletrabajan: fomentar su cohesión y la colaboración de sus miembros sin contar con un espacio físico de referencia.

Cada vez el WhatsApp se está convirtiendo más en un instrumento de trabajo, y en algunos puntuales puede ser lo más práctico. Sin embargo, es un espacio en el que conviven chats individuales con grupos familiares y de trabajo. Para evitar el caos de los chats a varias bandas, herramientas como Slack aprovechan la usabilidad del concepto de mensajería instantánea para gestionar el flujo de trabajo en un entorno más privado y seguro que permite además centralizar toda la comunicación de un equipo de trabajo (emails, documentos…). La integración con otras herramientas online para gestionar tareas o proyectos permite que se reciban las notificaciones en Slack cada vez que hay novedades en esos otros espacios de trabajo. Y ante la competencia de Microsoft Teams, Slack ha ido incorporando nuevas funciones como la creación de flujos de trabajo, que usan la propia conversación del chat para resolver tareas rutinarias y repetitivas usando formularios:

 

Otras herramientas buscan la sinergia entre la mensajería instantánea y la gestión del flujo del trabajo de una manera segura y privada, como es el caso de Slack. Crédito: Slack.

 

Las funciones del día a día exigen, además, contar con distintos espacios de reunión (virtuales) donde se puede también repartir tareas y hacer seguimiento de los progresos. Microsoft Teams permite también trasladar todo el universo laboral de una oficina o un equipo directivo de un colegio a la nube y, además, en sus últimas versiones, incluye la opción de transcribir todas las conversaciones, una funcionalidad que facilita enormemente el acceso a personas con problemas de audición.

Slack y Microsoft Temas son los dos grandes rivales en este tipo de soluciones al teletrabajo basadas en la conversación, y compiten ferozmente por su implantación en grandes empresas. Sin embargo, hay alternativas más sencillas a estos dos gigantes —y quizás más apropiadas para pequeños grupos de trabajo y proyectos— , que hacen especial énfasis en la usabilidad y el diseño de una interfaz agradable, tanto en el ordenador como en la tablet y el teléfono móvil. Chanty o Flock son dos buenos ejemplos de esa aproximación más sencilla.

 

Gestionar el agobio: más allá del email

 

La deslocalización física de los trabajadores ha impuesto el almacenamiento en la nube como punto de encuentro para rediseñar la gestión de proyectos y hacer que no recaiga tanto en el email, los chats o las conversaciones telefónicas. Con la pandemia y el distanciamiento social el volumen de información (personal y laboral) se ha multiplicado en estos canales, haciendo más difícil asimilar y encontrar encargos concretos o documentos adjuntos cuando se más se necesitan: ¿estaban en un correo o en WhatsApp? En este contexto, organizar el reparto y el progreso de las tareas de forma minuciosa se ha vuelto inevitable, una funcionalidad que ofrecen herramientas como Trello o Todoist —muy útiles para para gestionar el día a día de manera individual o con el propio equipo de trabajo.

Cuando la organización del trabajo gira en torno a un proyecto concreto, para el que se forma un equipo de trabajo que engloba a personal de diferentes empresas y freelance, son especialmente útiles herramientas como Basecamp, uno de los gestores de trabajo online más veteranos. Lanzado en 2004, resurge ahora presentándose como un espacio de trabajo remoto en el que priman la calma y la organización, ante la deslocalización, la dispersión y el estrés comunicativo, que han aumentado desde que la COVID-19 se extendió por todo el mundo.

Pero estos gestores de proyectos, al igual que los de tareas o las herramientas de chat requieren una labor de diseño y concepción del espacio de trabajo virtual, y una considerable curva de aprendizaje por parte de los usuarios. Exigen una inversión en formación y un esfuerzo y una voluntad de reinventar las rutinas diarias. En el último año ha despuntado una alternativa, menos exigente en ese sentido: gestionar el trabajo alrededor de los documentos, que es algo que sí llevamos haciendo mucho más tiempo.

 

Para mantener la eficacia en deslocalización laboral surgen alternativas como Dropbox Spaces, que gestiona el espacio de trabajo virtual en torno a los documentos. Crédito: Dropbox.

 

Google Docs nació en 2006 como una alternativa al Word, accesible de manera gratuita desde cualquier navegador web; y más allá de democratizar el acceso a un procesador de textos, acostumbró a mucha gente a la edición colaborativa de documentos (integrando además comentarios y tareas) y a que la versión "buena" del documento sea la que está en la nube para todas las personas con acceso a ese documento, evitando la confusión que generan las diferentes versiones de un archivo en los distintos dispositivos y carpetas de distintos usuarios.

El servicio de almacenamiento en la nube Dropbox lanzó en 2017 la herramienta Paper, una alternativa más visual a Google Docs y concebida desde el principio para integrar en los documentos muchas funciones de gestión de trabajo (incluidas tareas y cronogramas). Y la pandemia aceleró los planes en esa línea de Dropbox, que a finales de 2020 presentó la segunda versión de Spaces, su espacio de trabajo virtual: una evolución online del concepto de carpeta compartida en la nube (que también popularizó Google con su servicio Drive).

Así, frente a los cambios de paradigma mental que requieren muchas herramientas de teletrabajo, Spaces propone que el espacio de trabajo se vaya organizando de manera natural a partir lo que ya son desde hace décadas los "objetos" en los que se materializa el propio trabajo, así como los planes, los procedimientos y las dudas: los documentos. Space es la última gran novedad en este tipo de herramientas, compitiendo con otras más veteranas como Slite, Kipwise, Confluence o Notion, que combinan la claridad de las carpetas con la flexibilidad de una wiki.

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

 

  • Nuevas tecnologías
  • Nube
  • Recursos Humanos
  • Infraestructuras

Hospital Biprovincial Quillota-Petorca: centrados en las necesidades de los pacientes

Realizamos un moderno centro de salud para atender a las más de 300 mil personas que viven en la región.
Hospital Quillota

Hospital Quillota

  • Salud
  • Chile

Sacyr Ingeniería e Infraestructuras

24/09/2020

El nuevo Hospital Biprovincial Quillota-Petorca, que construimos en la región de Valparaíso, Chile, beneficiará a más de 320 mil personas que viven en las diez comunas que componen las provincias de Quillota y Petorca.

El centro de salud contará con 73 mil metros cuadrados de construcción. Albergará 282 camas, nueve pabellones, unidades de cuidados intensivos, resonador magnético, un helipuerto para trasladar pacientes y un diseño centrado en las necesidades de las personas.

Un Hospital a prueba de terremotos

Este hospital se construye de acuerdo con los más altos estándares de diseño de infraestructuras sanitarias del mundo. Incorpora 383 aisladores sísmicos, que están localizados en el nivel del parking, y que ayudan a reducir la sensación de movimiento en un 50% durante un evento sísmico. Quillota-Petorca está preparado para afrontar cualquier reto. 

73.000

METROS CUADRADOS

Superficie construida

383

AISLADORES SÍSMICOS

Para reducir la sensación del movimiento telúrico

320.000

PERSONAS

Población atendida

  • Salud
  • Chile
  • Talento

"Adriana, un referente en el desarrollo personal y profesional de las mujeres en Sacyr"

Conocemos a Adriana Rivera, la primera mujer gerente de operación y mantenimiento en la Concesionaria Vial Montes de María en Colombia.

Adriana Rivera

  • Mujeres
  • Diversificación
  • Colombia

Adriana comenzó su trayectoria en Sacyr en el año 2015. Dentro de la compañía ha crecido como profesional y como mujer. Desde su llegada a Sacyr ha potenciado sus habilidades como líder gracias a los cursos de liderazgo y empoderamiento que se han puesto a su disposición en el área de concesiones.

Como mujer ha crecido en el ámbito familiar, teniendo su primer hijo con el apoyo total de su equipo de trabajo, y en el ámbito profesional también ha tenido sus logros, ya que ha llegado a un puesto tradicionalmente desempeñado por hombres. Sus compañeros y responsables la definen como “un gran ejemplo y una gran persona” de quien han aprendido muchas cosas.

En Sacyr estamos comprometidos con la diversidad y la inclusión de las mujeres dentro de la organización. Por eso fomentamos el desarrollo personal y profesional de nuestras colaboradoras e impulsamos el incremento de mujeres en puestos de liderazgo y dirección, teniendo un gran impacto en la toma de decisiones.

  • Mujeres
  • Diversificación
  • Colombia
Te puede interesar

Nuestros compañeros se han enfrentado al gran reto de construir un hospital de última generación en medio de una pandemia mundial. Un desafío que han cumplido con creces.

Conoce a Álvaro Saiz, Francisco Fernández, Alejandra Montes, Juan Carlos Pérez, Juanma Vivar, José Antonio Porras, Dulce Zerecero y Olaf Berguengruen; algunos de los profesionales que forman este gran equipo. 

Hospital de Tláhuac

Conoce al Equipo Gerencia Técnica de Sacyr Concesiones Agua en Chile. Un equipo de reciente creación que ha conciliado el esfuerzo y el compromiso con un gran espíritu de equipo. Karina, Karen, José, Patricio, Ricardo y Cristian, lo hacen posible. 

Conoce al equipo más "joven" de Sacyr en Chile

  • Talento

Hospital de Tláhuac: los desafíos cumplidos de un gran equipo

Sacyr Ingeniería e Infraestructuras, Sacyr Concesiones y Sacyr Facilities han trabajado de la mano para construir y ahora gestionar este gran proyecto en México.

  • Hospitales
  • México

El gran equipo del Hospital de Tláhuac está formado por Sacyr Ingeniería e Infraestructuras, Sacyr Concesiones y Sacyr Facilites.  Su dedicación y compromiso por el trabajo en equipo ha resultado ser la fórmula de su éxito.

Nuestros compañeros se han enfrentado al gran reto de construir un hospital de última generación en medio de una pandemia mundial. Un desafío que han cumplido con creces.

Conoce a Álvaro Saiz, Francisco Fernández, Alejandra Montes, Juan Carlos Pérez, Juanma Vivar, José Antonio Porras, Dulce Zerecero y Olaf Berguengruen; algunos de los profesionales que forman este gran equipo. 

Un hospital de última generación 

El Hospital de Tláhuac, en Ciudad de México, está dotado de 377 camas, 8 quirófanos y 35 consultorios, lo que beneficiará a más de 1,3 millones de personas. Además, este proyecto ha supuesto una generación de más de 3.500 empleos. 

Una de las características constructivas más innovadoras del proyecto es que cuenta con un sistema antisísmico, diseñado específicamente para terrenos sísmicamente activos.  

  • Hospitales
  • México

Mercados

México

En este país, desarrollamos infraestructuras viales, ferroviarias, hospitalarias y aeroportuarias de primer nivel.

Proyectos que mejoran la calidad de vida de los mexicanos

En 2019, concluimos varios proyectos que impulsan el desarrollo económico del país y mejoran la calidad de vida de sus habitantes. Entre ellos están la rehabilitación de los 183 kilómetros de carretera que forman parte del eje troncal que conecta al océano Pacífico con el Atlántico y la ampliación de la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México. También están los 21,5 kilómetros de tren ligero en Guadalajara y las 250 camas para más de 1 millón de pacientes en el Hospital General ISSSTE de Tláhuac.

En datos

1.116

CAMAS

En infraestructuras hospitalarias

183

KILÓMETROS

De carretera rehabilitada

21,5

KILÓMETROS

De infraestructura ferroviaria

+12

AÑOS

Contribuyendo al desarrollo de infraestructuras en México

Estrechamos lazos contra la covid-19

Sumamos fuerzas con Ayuda en Acción México para la compra y entrega de despensas y kits de protección personal para la comunidad de Singuilucan, en el estado de Hidalgo.

El objetivo de este donativo fue apoyar a los más vulnerables con ayuda alimentaria cubriendo sus necesidades básicas. También quisimos promover los hábitos de higiene y cuidados para la lucha contra la covid-19.

El importe total del donativo entregado por Fundación Sacyr asciende a 500.000 pesos, equivalente a 20.000 euros. Con este dinero apoyamos a 200 familias y un total de 850 personas de las comunidades de la Gloria (El Susto), La Lagunita, Las Palomas, Matías Rodríguez, Aguayutla, Tecoaco y Jalapilla, todas ubicadas en el estado de Hidalgo.

Hospital de Tláhuac

Nuestros compañeros se han enfrentado al gran reto de construir un hospital de última generación en medio de una pandemia mundial. Un desafío que han cumplido con creces.

Conoce a Álvaro Saiz, Francisco Fernández, Alejandra Montes, Juan Carlos Pérez, Juanma Vivar, José Antonio Porras, Dulce Zerecero y Olaf Berguengruen; algunos de los profesionales que forman este gran equipo. 

VER MÁS

TREN LIGERO DE GUADALAJARA

Impulsamos la movilidad urbana en México

La nueva Línea 3 permite viajar a los centros históricos de Guadalajara, Zapopan y Tlaquepaque en un solo recorrido.

VER MÁS
Vista previa

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso clicando .

Declaración de cookies

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas. Estas cookies no guardan ninguna información personal identificable.

Nombre Proveedor Propósito Caducidad Tipo
LFR_Sesión_STATE_* Liferay Administra la sesión como usuario registrado Session HTTP
GUEST_LANGUAGE_ID Liferay Determina el idioma con el que accede, para mostrar el mismo en la próxima sesión 1 year HTTP
ANONYMOUS_USER_ID Liferay Administra la sesión como usuario no registrado 1 year HTTP
COOKIE_SUPPORT Liferay Identifica que es necesario el uso de cookies para el funcionamiento del portal 1 year HTTP
JSesiónID Liferay Administra el inicio de sesión e indica que está usando el sitio Session HTTP
SACYRGDPR Sacyr Utilizada para gestionar la política de cookies Session HTTP

Estas cookies nos permiten contar las visitas y fuentes de circulación para poder medir y mejorar el desempeño de nuestro sitio. Nos ayudan a saber qué páginas son las más o menos populares, y ver cuántas personas visitan el sitio. Toda la información que recogen estas cookies es agregada y, por lo tanto, anónima.

Nombre Proveedor Propósito Caducidad Tipo
_gat Google Se utiliza con fines estadísticos y analíticos para aumentar el rendimiento de nuespos Servicios Session HTTP
_gid Google Se utiliza para almacenar y actualizar un valor único para cada página visitada Session HTTP
_ga Google Se utiliza con fines estadísticos y analíticos para aumentar el rendimiento de nuespos Servicio Session HTTP