Un equipo de investigadores ha desarrollado una especie de mochila con módulos de células solares que se adhieren al cuerpo de las cucarachas. Crédito: Kenjiro Fukuda.

  • Tungsteno

Cucarachas, libélulas y otros insectos ‘cyborg’

Buscar personas bajo los escombros, inspeccionar zonas peligrosas, polinizar cultivos o monitorizar el medio ambiente. Así pretenden investigadores de todo el mundo conseguir estos objetivos con los insectos ‘cyborg’.

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

Los escarabajos, cucarachas o libélulas cyborg pueden entrar en espacios a los que los humanos no pueden llegar. Algo que podría resultar útil para rescatar supervivientes en terremotos y otras situaciones de emergencias o a la hora de inspeccionar lugares peligrosos para, por ejemplo, detectar fugas de gas. Investigamos el potencial y los desafíos asociados a la integración de componentes tecnológicos en estos organismos vivos.

De rescates a inspecciones de lugares peligrosos

Los cyborgs tienen el potencial de realizar funciones que exceden las capacidades normales del organismo, como indica una investigación publicada en la revista científica Nature. “Si pensamos en las funciones de los insectos que los animales no pueden hacer, eso nos inspira a pensar en lo que pueden hacer los robots más pequeños a escala de insectos, que los robots más grandes no pueden hacer”, afirma Kevin Chen, profesor asistente de ingeniería eléctrica en el MIT al periódico The Washington Post.

La idea de crear este tipo de cyborgs no es nueva. En 2006, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa de Estados Unidos (DARPA) pidió a los científicos estadounidenses que presentaran "propuestas innovadoras para desarrollar tecnología para crear insectos-cyborgs". En 2009 unos investigadores de la Universidad de California en Berkeley anunciaron que habían implantado con éxito electrodos en un escarabajo para controlar sus movimientos en el vuelo. "Demostramos el control remoto de insectos en vuelo libre a través de un sistema de estimulación neuronal en miniatura implantable equipado con radio", explicaron en un artículo publicado en la revista Frontiers in Integrative Neuroscience.

En los últimos años, varios investigadores han tratado de crear insectos cyborg con pequeños circuitos integrados para controlar su comportamiento de cara a la búsqueda y el rescate urbano, el monitoreo ambiental, la inspección de áreas peligrosas e incluso la polinización de cultivos. Mientras que algunos científicos construyen robots completos que imitan el movimiento y el tamaño de insectos reales como las abejas, otros ponen dispositivos electrónicos en insectos vivos como las libélulas e intentan controlarlas.

 

El proyecto DragonflEye busca convertirlas libélulas en una especie de drones. Crédito: Quartz.

 

Los desafíos para los insectos ‘cyborg’

 

Los sensores electrónicos son cada vez más pequeños y mejores y las técnicas de fabricación más sofisticadas. Pero todavía hay algunos desafíos que sortear. Una de las posibles limitaciones de estos cyborgs es el volumen y el peso de las baterías. Algo que, en teoría, se podría solventar haciendo que los robots regresen a las ubicaciones de recarga designadas antes de que se agoten las baterías o suministrando energía a las baterías de forma inalámbrica.

Así lo indica un equipo de investigadores que asegura haber desarrollado un insecto cyborg recargable que utiliza una especie de mochila con un módulo de células solares orgánicas ultrasuaves que no afecta a su capacidad de movimiento. Las pruebas, cuyos detalles han sido publicados en Nature, han sido realizadas con la cucaracha gigante de Madagascar o cucaracha silbadora (Gromphadorhina portentosa), que no tiene alas.

 

Las cucarachas ‘cyborg’ podrían ayudar a encontrar supervivientes en situaciones de emergencia. Crédito: Riken.

"Las baterías dentro de los robots pequeños se agotan rápidamente, por lo que el tiempo de exploración se acorta", explica Kenjiro Fukuda, el investigador que lideró la investigación, a Reuters. Un beneficio clave en este caso es que “cuando se trata de los movimientos de un insecto, éste se mueve a sí mismo, por lo que la electricidad requerida no es tanta".

Además, algunos expertos cuestionan el impacto de este tipo de tecnologías en el bienestar de estos animales. A Jeff Sebo, profesor de bioética animal en la Universidad de Nueva York, le preocupa cómo se pueden sentir los insectos vivos al ser controlados por humanos mientras transportan tecnología pesada. Según explica, no está claro si sienten dolor o angustia, pero eso no significa que los humanos deban ignorarlo. “Ni siquiera estamos pasando por la petición de tener leyes o políticas o juntas de revisión para que podamos intentar reducir los daños que les imponemos”, añade.

 

Algunos investigadores sugieren enviar pequeñas descargas al abdomen de las cucarachas para dirigirlas. Crédito: Riken English Channel.

Aunque las promesas de varios investigadores resultan prometedoras, la mayoría de los avances aún se encuentran en fase de investigación, a años de su comercialización. Pero, como señala Chen, hay que tener en cuenta que hace 10 años todo esto “sonaba a ciencia ficción”. Algunos de sus vaticinios actuales también parecen sacados de un futuro muy lejano. Se imagina un enjambre de robots que imiten a las luciérnagas o abejas y polinicen cultivos en granjas verticales y en el espacio. En este último escenario, “un robot volador sería mucho más adecuado que enviar abejas”. Solo el futuro revelará si sus predicciones se hacen realidad o finalmente se quedan en el terreno de la imaginación.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación.

  • Innovación y tecnología

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y analizar su comportamiento con el fin de mejorar el servicio ofrecido.
Puede consultar información adicional sobre las cookies instaladas en nuestra Política de Cookies.

Configuración de Cookies

Declaración de cookies

Estas cookies se encuentran exceptuadas del cumplimiento del artículo 22.2 de la LSSI de acuerdo con las recomendaciones indicadas por la autoridad europea en materia de privacidad y cookies. De acuerdo con lo anterior y aunque no es posible su configuración, aceptación o denegación, el editor de este sitio web ofrece información sobre las mismas en un ejercicio de transparencia con el usuario.

  • Nombre: LFR_Sesión_STATE_*, Proveedor: Liferay, Propósito: Administra la sesión como usuario registrado, Caducidad: Sesión, Tipo: HTTP

  • Nombre: GUEST_LANGUAGE_ID, Proveedor: Liferay, Propósito: Determina el idioma con el que accede, para mostrar el mismo en la próxima sesión, Caducidad: 1 año, Tipo: HTTP

  • Nombre: ANONYMOUS_USER_ID, Proveedor: Liferay, Propósito: Administra la sesión como usuario no registrado, Caducidad: 1 año, Tipo: HTTP

  • Nombre: COOKIE_SUPPORT, Proveedor: Liferay, Propósito: Identifica que es necesario el uso de cookies para el funcionamiento del portal, Caducidad: 1 año, Tipo: HTTP

  • Nombre: JSesiónID, Proveedor: Liferay, Propósito: Administra el inicio de sesión e indica que está usando el sitio, Caducidad: Sesión, Tipo: HTTP

  • Nombre: SACYRGDPR, Proveedor: Sacyr, Propósito: Utilizada para gestionar la política de cookies, Caducidad: Sesión, Tipo: HTTP

Estas cookies nos permiten contar las visitas y fuentes de circulación para poder medir y mejorar el desempeño de nuestro sitio. Nos ayudan a saber qué páginas son las más o menos populares, y ver cuántas personas visitan el sitio. Toda la información que recogen estas cookies es agregada y, por lo tanto, anónima.

  • Nombre: _ga_<container-id>, Proveedor: Google, Propósito: Recopila datos sobre el número de veces que un usuario ha visitado el sitio web además de las fechas de la primera visita y de la más reciente. Utilizada por Google Analytics, Caducidad: 2 años Tipo: HTTP

  • Nombre: _ga, Proveedor: Google, Propósito: Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web, Caducidad: 2 años Tipo: HTTP