La silla de coronación de Carlos III fue construida por encargo del rey de Inglaterra Eduardo I. Crédito: Abadía de Westminster.

  • Tungsteno

La historia detrás de uno de los muebles más famosos de la historia

El mueble más famoso de Reino Unido tiene más de 700 años de historia. La silla en la que se coronó Carlos III esconde una roca de 152 kilos en su interior y está cubierta por una fina capa de oro con motivos de plantas y animales. Así han sido los minuciosos trabajos de conservación a los que se ha sometido en las últimas décadas.

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

La silla de la Coronación de Carlos III es el mueble más antiguo de Reino Unido que todavía se utiliza para su propósito original. Situada en la capilla de la Abadía de Westminster, ha sido partícipe de la coronación de más de 39 monarcas y de delicados trabajos de conservación. Analizamos la historia y los misterios de uno de los muebles más preciados y famosos del mundo.

Una silla que esconde una piedra sagrada

Este icónico mueble de roble, que supera los dos metros de altura, fue construido entre los años 1297 y 1300 por orden del rey Eduardo ISu objetivo era crear un "estuche de reliquia" para albergar la famosa Piedra del Destino, también conocida como la Piedra de Scone. Esta roca rectangular de arenisca de 152 kilos es considerada un objeto sagrado y un antiguo símbolo de la monarquía escocesa, ya que fue utilizada durante siglos en la investidura de sus reyes.

“La piedra ahora se mantiene en Escocia, aunque la Silla y la Piedra se reúnen para las coronaciones”, explica Susan Jenkins, curadora de la Abadía de Westminster. Eduardo II fue el primer rey en utilizar la silla en su coronación en 1308. El último ha sido Carlos III de Reino Unido, que heredó el trono tras la muerte de Isabel II y fue coronado a sus 74 años con su esposa, Camila, el 6 de mayo de 2023.

 

Carlos III fue coronado el 6 de mayo de 2023 como rey de Reino Unido en la Abadía de Westminster. Crédito: BBC.

 

De grafitis de escolares a un bombardeo

 

La silla fue pintada por el pintor del rey Eduardo I, Walter de Durham, y cuidadosamente decorada. La madera se cubrió con una fina capa de oro con motivos de plantas, pájaros y otros animales sobre un fondo dorado, además de con la figura de un rey pintada en el reverso. "Es uno de los artefactos supervivientes más antiguos asociados con las coronaciones de los que tenemos una procedencia completa", dice a Architectural Digest RM Morris, investigador asociado senior honorario de la Unidad de Constitución del University College de Londres.

En sus más de siete siglos de historia, el mueble ha sufrido algunas alteraciones, como indica la Abadía de Westminster: “Desde la adición ornamentada de cuatro leones dorados, el animal nacional de Inglaterra, a principios del siglo XVI hasta el destructivo grafiti en el respaldo de la silla por los escolares de Westminster y los visitantes de la Abadía en los siglos XVIII y XIX”. Uno de los turistas grabó "P. Abbott durmió en esta silla del 5 al 6 de julio de 1800" en el asiento. Además, en 1914 un atentado con una bomba que en teoría fue realizado por un grupo de sufragistas causó daños en una de sus esquinas.

 

Este icónico mueble de roble supera los dos metros de altura y alberga una roca durante sus coronaciones en su interior. Crédito: Westminster Abbey.

 

Trabajos de conservación para devolver el esplendor a la silla

 

La silla también se ha sometido a varios trabajos de conservación y limpieza. En 2010, mientras se realizaban este tipo de labores, se encontraron pequeños rastros de colores vivos en ella, se colocó una nueva tracería de madera en el frente de la silla —la original faltaba desde el siglo XVIII— y se descubrió que en un principio no tenía asiento. “Probablemente se usó un cojín en la parte superior de la Piedra en épocas anteriores”, explica la Abadía de Westminster.

Este año, unos meses antes de la coronación de Carlos III, los restauradores de la Abadía de Westminster usaron esponjas y bastoncillos para limpiar la silla y recuperar el dorado, según explicó Kristia Blessley, encargada de pinturas de la Abadía, al Daily Mail. “Es muy importante para la historia de nuestro país y en la historia de la monarquía y es realmente único como conservadora trabajar en algo que todavía se usa para la función original para la que fue hecha”, afirmó.

A pesar de todos los cambios que ha sufrido, “la silla sigue siendo el lugar donde se sienta el monarca en el momento de su coronación, marcando una tradición y una conexión con todos los que le han precedido”, como indica la Abadía de Westminster. Jenkins explica que el mueble se coloca frente al Altar Mayor y el monarca se sienta de espaldas a la congregación. “Esto enfatiza la naturaleza religiosa del servicio de coronación”, añade. En una ceremonia con más de 2.000 invitados, Carlos III ha sido el último monarca en ser coronado. Sentado en esta silla y con una corona de más de dos kilos y ataviada con piedras preciosas, escuchó las siguientes palabras: “God Save the King (Dios salve al rey, en español)”.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y analizar su comportamiento con el fin de mejorar el servicio ofrecido.
Puede consultar información adicional sobre las cookies instaladas en nuestra Política de Cookies.

Configuración de Cookies

Declaración de cookies

TÉCNICAS

Estas cookies se encuentran exceptuadas del cumplimiento del artículo 22.2 de la LSSI de acuerdo con las recomendaciones indicadas por la autoridad europea en materia de privacidad y cookies. De acuerdo con lo anterior y aunque no es posible su configuración, aceptación o denegación, el editor de este sitio web ofrece información sobre las mismas en un ejercicio de transparencia con el usuario.

  • Nombre: LFR_Sesión_STATE_*, Proveedor: Liferay, Propósito: Administra la sesión como usuario registrado, Caducidad: Sesión, Tipo: HTTP

  • Nombre: GUEST_LANGUAGE_ID, Proveedor: Liferay, Propósito: Determina el idioma con el que accede, para mostrar el mismo en la próxima sesión, Caducidad: 1 año, Tipo: HTTP

  • Nombre: ANONYMOUS_USER_ID, Proveedor: Liferay, Propósito: Administra la sesión como usuario no registrado, Caducidad: 1 año, Tipo: HTTP

  • Nombre: COOKIE_SUPPORT, Proveedor: Liferay, Propósito: Identifica que es necesario el uso de cookies para el funcionamiento del portal, Caducidad: 1 año, Tipo: HTTP

  • Nombre: JSessionID, Proveedor: Liferay, Propósito: Administra el inicio de sesión e indica que está usando el sitio, Caducidad: Sesión, Tipo: HTTP

  • Nombre: SACYRGDPR, Proveedor: Sacyr, Propósito: Utilizada para gestionar la política de cookies, Caducidad: Sesión, Tipo: HTTP

ANALÍTICAS

Estas cookies nos permiten contar las visitas y fuentes de circulación para poder medir y mejorar el desempeño de nuestro sitio. Nos ayudan a saber qué páginas son las más o menos populares, y ver cuántas personas visitan el sitio. Toda la información que recogen estas cookies es agregada y, por lo tanto, anónima.

  • Nombre: _ga_<container-id>, Proveedor: Google, Propósito: Recopila datos sobre el número de veces que un usuario ha visitado el sitio web además de las fechas de la primera visita y de la más reciente. Utilizada por Google Analytics, Caducidad: 2 años Tipo: HTTP

  • Nombre: _ga, Proveedor: Google, Propósito: Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web, Caducidad: 2 años Tipo: HTTP