El proyecto Marine Cloud Brightening tiene como objetivo producir nubes más brillantes que reflejen más luz hacia el espacio. Crédito: Unsplash.

  • Tungsteno

¿Nubes más brillantes para enfriar el planeta?

Mientras que algunos científicos intentan rociar materiales que reflejan la luz solar sobre las capas de hielo polar para frenar el cambio climático, otros los inyectan en la estratosfera. Ahora un equipo de investigadores estadounidenses tiene un nuevo objetivo: averiguar si el agua marina sirve para producir nubes más brillantes y reflectantes que enfríen el planeta.

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

Los millones de barcos que surcan a diario los océanos emiten partículas que pueden crear nubes más brillantes capaces de producir un efecto de enfriamiento en la atmósfera y reflejar más luz solar de regreso al espacio. Pero tienen un inconveniente: su enorme impacto ambiental. ¿Sería posible lograr dicho efecto sin liberar simultáneamente tantos gases de efecto invernadero y contaminantes tóxicos? Es el ambicioso objetivo del proyecto Marine Cloud Brightening (MCB).

 

Agua marina para frenar el cambio climático

 

El plan de los investigadores pasa por rociar agua de mar desde barcos para después evaluar si las nubes que se forman reflejan más la luz hacia el espacio y, de esta forma, sería posible enfriar el planeta. “Esperamos que el agua rociada se seque instantáneamente en el aire y forme pequeñas partículas de sal, que subirían a la capa de nubes por convección y actuarían como semillas de las gotas de las nubes”, explican los científicos del proyecto en la revista científica IEEE Spectrum.

El objetivo es producir nubes que sean ligeramente más brillantes (entre un 5% y un 10%) y posiblemente más duraderas que las tradicionales, lo que en teoría ayudaría a que reflejaran más luz solar. Cuantificar si las nubes marinas son más o menos reflectantes puede resultar difícil, según Philip Rasch, jefe de ciencias del clima en el Laboratorio Nacional del Noroeste del Pacífico (PNNL). “La pregunta es si estas técnicas se pueden usar para iluminar las nubes lo suficiente como para ser un factor útil para enfriar el planeta”, señala.

Sarah Doherty, científica del Instituto Cooperativo de Estudios Climáticos, Oceánicos y Ecosistémicos de la Universidad de Washington, coincide en que la clave está en si el brillo de las nubes marinas “es una forma factible de frenar el calentamiento global y, si lo hiciera, qué impactos conllevaría”. Combatir el cambio climático es uno de los grandes desafíos del siglo, ya que avanza a un ritmo sin precedentes en milenios, tal y como señala la NASA.

 

Los investigadores del MCB pretenden averiguar si es posible aumentar la reflectividad de las nubes de manera fiable y predecible. Crédito: WebsEdge Science.

 

Reflejar la luz solar de vuelta al espacio

 

Existen otros proyectos que intentan reflejar la luz solar para reducir el calentamiento global. Esta estrategia se denomina intervención climática solar. Mientras que algunos científicos intentan rociar perlas de silicato reflectantes sobre las capas de hielo polar, hay quienes inyectan materiales con propiedades reflectantes —como sulfatos o carbonato de calcio— en la estratosfera“Ninguno de estos enfoques se conoce bien y todos conllevan riesgos desconocidos potencialmente grandes”, subrayan los investigadores del Marine Cloud Brightening.

Entre las ventajas de este proyecto, destacan la facilidad para conseguir cantidades abundantes de agua de mar de forma gratuita. A ello se suma que la mayoría regresaría de nuevo al océano. Otro punto fuerte de esta técnica es que puede realizarse desde el mar. Por lo tanto, al no depender de aviones, “los costes y las emisiones asociadas serían relativamente bajos”.

Como los efectos de las partículas en las nubes “son temporales y localizados”, los experimentos podrían realizarse en áreas pequeñas y durante períodos de tiempo breves sin perturbar seriamente el medio ambiente. Por ejemplo, se podría rociar agua durante unas pocas horas al día durante varias semanas o meses. Los investigadores también subrayan la posibilidad de detener rápidamente el proyecto y, con ello, sus efectos.

 

En las imágenes de satélite, algunos océanos están cubiertos por franjas blancas de nubes que corresponden a las rutas de navegación. Crédito: NASA.

 

Grandes desafíos para analizar la viabilidad

 

Pese a todas estas ventajas y al posible potencial de esta técnica, aún hay muchos interrogantes sin respuesta y hacen falta múltiples experimentos e investigaciones al respecto. Además de averiguar si es posible aumentar la reflectividad de las nubes de manera fiable y predecible, una de las prioridades es estudiar cualquier posible consecuencia negativa no deseada.

Además, son necesarios más modelos para comprender cómo esta técnica afectaría al tiempo y al clima tanto a nivel local como global. Robert Wood, profesor de ciencias atmosféricas en la Universidad de Washington, lanza algunas preguntas aún sin respuesta: “Si pudiéramos iluminar las nubes, ¿qué pasaría en el sistema climático? ¿habría cambios en los patrones de precipitación? ¿Afectaría a los ecosistemas del océano los cambios relacionados con la luz solar?”.

Todavía es pronto para saber si esta técnica servirá para frenar el cambio climático o si, por el contrario, no es lo suficientemente efectiva e incluso puede resultar demasiado arriesgada. Los propios investigadores reconocen que a día de hoy no se conoce lo suficiente como para abogar por su implementación y, por lo tanto, no la sugieren como una alternativa para reducir las emisiones. “Esperamos poder arrojar luz sobre su viabilidad como una herramienta para hacer que el planeta sea más seguro”, concluyen.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

  • Nube
  • Cambio climático

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y analizar su comportamiento con el fin de mejorar el servicio ofrecido.
Puede consultar información adicional sobre las cookies instaladas en nuestra Política de Cookies.

Configuración de Cookies

Declaración de cookies

Estas cookies se encuentran exceptuadas del cumplimiento del artículo 22.2 de la LSSI de acuerdo con las recomendaciones indicadas por la autoridad europea en materia de privacidad y cookies. De acuerdo con lo anterior y aunque no es posible su configuración, aceptación o denegación, el editor de este sitio web ofrece información sobre las mismas en un ejercicio de transparencia con el usuario.

  • Nombre: LFR_Sesión_STATE_*, Proveedor: Liferay, Propósito: Administra la sesión como usuario registrado, Caducidad: Sesión, Tipo: HTTP

  • Nombre: GUEST_LANGUAGE_ID, Proveedor: Liferay, Propósito: Determina el idioma con el que accede, para mostrar el mismo en la próxima sesión, Caducidad: 1 año, Tipo: HTTP

  • Nombre: ANONYMOUS_USER_ID, Proveedor: Liferay, Propósito: Administra la sesión como usuario no registrado, Caducidad: 1 año, Tipo: HTTP

  • Nombre: COOKIE_SUPPORT, Proveedor: Liferay, Propósito: Identifica que es necesario el uso de cookies para el funcionamiento del portal, Caducidad: 1 año, Tipo: HTTP

  • Nombre: JSesiónID, Proveedor: Liferay, Propósito: Administra el inicio de sesión e indica que está usando el sitio, Caducidad: Sesión, Tipo: HTTP

  • Nombre: SACYRGDPR, Proveedor: Sacyr, Propósito: Utilizada para gestionar la política de cookies, Caducidad: Sesión, Tipo: HTTP

Estas cookies nos permiten contar las visitas y fuentes de circulación para poder medir y mejorar el desempeño de nuestro sitio. Nos ayudan a saber qué páginas son las más o menos populares, y ver cuántas personas visitan el sitio. Toda la información que recogen estas cookies es agregada y, por lo tanto, anónima.

  • Nombre: _ga_<container-id>, Proveedor: Google, Propósito: Recopila datos sobre el número de veces que un usuario ha visitado el sitio web además de las fechas de la primera visita y de la más reciente. Utilizada por Google Analytics, Caducidad: 2 años Tipo: HTTP

  • Nombre: _ga, Proveedor: Google, Propósito: Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web, Caducidad: 2 años Tipo: HTTP